Mesa ve una ‘tramoya vergonzosa’ con los casos de material antidisturbios de Argentina y Ecuador

  • ERBOL -
Mesa ve una ‘tramoya vergonzosa’ con los casos de material antidisturbios de Argentina y Ecuador
Mesa en conferencia de prensa este lunes.
El líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, manifestó este lunes que es una “tramoya vergonzosa” que se pretenda instalar la versión de que el envío de material antidisturbios desde Ecuador y Argentina haya sido la base para un “golpe de Estado” en 2019.

Mesa se pronunció después de que, en reiteradas oportunidades, el Gobierno denunció que hubo envío irregular de “armamento” desde Ecuador y Argentina presuntamente para sostener “un golpe de Estado” y reprimir en hechos como los de Senkata y Sacaba.

Publicita en Páginas Amarillas


“Esta tramoya vergonzosa, que pretende hacerle creer ahora no solamente a Bolivia, sino a la Argentina y también incluso al Ecuador, que unos gases lacrimógenos y material de defensa de una Embajada, porque el único material realmente bélico que llegó en ese en ese material de apoyo de la Argentina era para funcionarios de la Embajada Argentina, fue la base de la construcción de un, comillas, ‘golpe de Estado’. Por favor…”, descalificó el jefe de CC.

Observó que ahora incluso el gobierno tiene la dificultad de “hacer cuadrar” las fechas en el caso del material argentino.

Mesa consideró que la versión del Gobierno “es parte de la tramoya que nadie cree, de un inexistente inventado y falso golpe de Estado”.

Enfatizó que en 2019 en Bolivia se vivió una transición constitucional y el único que intentó romper esa transición fue Evo Morales, a quien acusó de haber instruido la renuncia de parlamentarios del MAS con el objetivo de interrumpir la continuidad constitucional.

Abre tu tienda online


En el caso de envío de material antidisturbios de Ecuador, en ese país ya se presentó una denuncia en junio por parte de un diputado del correísmo contra el expresidente Lenin Moreno. En el casi del material argentino, ya existen investigaciones abiertas tanto en Bolivia, como en el país vecino, donde incluso aparece como imputado el exmandatario Mauricio Macri.