Para Santiago Tacatico "la ceguera no es un impedimento para salir adelante"

  • ABI -
Para Santiago Tacatico "la ceguera no es un impedimento para salir adelante"
"Mi ceguera es una limitación, pero no un impedimento para salir adelante", expresa a ABI Santiago Tacatico Cruz de 66 años, mientras acomoda sus instrumentos de trabajo, que son un parlante, un micrófono, un asiento de fierro y un bote de plástico para almacenar monedas.

"Mi trabajo es el arte público y el comercio. Cuando me dedico al arte público en las mañanas, mi rutina es interpretar música cristiana para dar las gracias a nuestro supremo creador y, en las tardes, acostumbro interpretar música secular para alegrar a la gente", expresa.

Publicita en Páginas Amarillas


Luego de interpretar una pieza musical, Santiago cuenta que quedó ciego a sus tres años de edad al caer y sufrir un fuerte impacto sobre una piedra. Para sanarse, necesitaba atención de médicos especialistas y recursos económicos; sin embargo, aquello no fue posible y creció con discapacidad visual.

Él nació en Potosí, pero migró de su tierra natal hacia La Paz hace 50 años para mejorar sus condiciones de vida. Su sueño de tener su propia familia se hizo realidad, se casó y tuvo dos hijas, quienes le dieron dos "lindos" nietos que con sus travesuras le dan alegría a su hogar.

Su familia es su motor para salir adelante. Su jornada laboral empieza a las 07.00. A esa hora sale de su domicilio en la zona de Río Seco rumbo a las calles de la urbe alteña o paceña a vender productos de limpieza o para hacer arte público; es decir, interpretar canciones a cambio de monedas.

Su discapacidad nunca fue un impedimento, asegura, pues con su trabajo cubre la alimentación y educación de sus hijas, quienes se graduaron del colegio y ahora continúan sus estudios, una en la carrera de parvulario y la otra en la de secretariado ejecutivo.

Abre tu tienda online


"También he ejercido cargos sindicales tanto en mi sector como también en el colegio de mi hija (…). Actualmente soy el presidente de la Asociación de Ciegos Vendedores de Lotería", añade Tacatico, quien se considera un hombre multifacético.

Con una mueca de tristeza, Tacatico expresa su preocupación por el hecho de que en el país todavía haya discriminación hacia las personas con discapacidad visual de la tercera edad, en los vehículos de transporte público, en restaurantes, o en otros lugares que concentran personas.

"Lamentablemente aún hay gente que no nos cede asiento en la movilidad y nos empuja cuando queremos subir", manifiesta, y sugiere a la ciudadanía tener empatía con personas con discapacidad como él.

Santiago agradeció al Gobierno nacional por la ayuda que brinda a las personas de la tercera edad, como el pago de la Renta Dignidad; asimismo, aplaudió la gestión que lleva adelante el actual presidente Luis Arce Catacora.

Los Parrales


"El esfuerzo que está haciendo nuestro presidente Lucho Arce es muy loable, muy destacable porque para el poco tiempo que está, está reactivando el aparato productivo", comentó el entrevistado al momento de alistar su micrófono para interpretar otra pieza musical.

En Bolivia existen 6.342 personas ciegas

En la base de datos del Instituto Boliviano de la Ceguera (IBC) están registradas actualmente un total de 6.342 personas no videntes en el territorio nacional. La mayoría se encuentra en Santa Cruz (1.581), La Paz (1.444) y Cochabamba (870).

En entrevista con ABI, el director departamental en La Paz del IBC, Edwin Ilaya, explicó que esa institución brinda a este sector de la población los servicios de rehabilitación, accesibilidad a la información a partir de las nuevas tecnologías, entre otros.

Hotel Presidente


La rehabilitación consiste en brindarle a la persona ciega herramientas y técnicas que le ayuden a ser autónomo e independiente para continuar sus actividades cotidianas, como por ejemplo la culminación de sus estudios y su inserción laboral.

En ese sentido, señaló que en el Estado Plurinacional una persona ciega o cualquier ciudadano tiene los mismos derechos humanos como son la salud, la educación, la alimentación, el acceso a vivienda, al trabajo, entre otros.

Las personas ciegas son un sector vulnerable que se destaca por su voluntad de mejorar y salir adelante, pero para fortalecer esto es importante que la gente no sienta pena hacia ellos, sino que esté consciente de que son una población capaz de aportar al país, remarcó.

"Al ser parte de la sociedad, las personas ciegas pueden contribuir con el engrandecimiento de nuestro país", añadió el Director Departamental en La Paz del Instituto Boliviano de la Ceguera, entidad descentralizada bajo tuición del Ministerio de Salud y Deportes.



Los derechos humanos del sector están garantizados

Mediante la Ley General para Personas con Discapacidad de marzo de 2012, el gobierno garantiza a este sector de la población "el ejercicio pleno de sus derechos y deberes en igualdad de condiciones y equiparación de oportunidades, trato preferente bajo un sistema de protección integral".

En ese marco, en el Estado Plurinacional se beneficia al sector de las personas con discapacidad visual de diferentes maneras, como por ejemplo con la inserción laboral tanto en entidades públicas como privadas, lo cual es respaldado por la Ley 977 de septiembre de 2017.

Otra política en favor de esta población es el "Bono de Indigencia" que consta de una cancelación anual de Bs 6.890 por el Instituto Boliviano de la Ceguera, de acuerdo con los datos oficiales.