Monseñor Gualberti insta a votar y “que este día sea una fiesta de pueblo en armonía y paz”

  • ERBOL -
Monseñor Gualberti insta a votar y “que este día sea una fiesta de pueblo en armonía y paz”
Foto: Arquidiócesis de Santa Cruz.
Monseñor Sergio Gualberti, en su homilía de este domingo, llamó a ejercer el deber y el derecho al voto instando a que la jornada eleccionaria sea una celebración de la población en armonía y paz.

Por otro lado, recordó a los actores que la política es una vocación al servicio de la persona, el pueblo y la sociedad para el bien común, resguardando los derechos humanos, la libertad, la paz y la justicia.

Publicita en Páginas Amarillas


“La palabra de Dios de este domingo, en el que todos estamos llamados a participar de las elecciones nacionales, nos recuerda también que es parte de nuestro ser cristiano ejercer nuestro deber y derecho de ciudadanos; como cristianos tenemos que participar”, exhortó el Arzobispo.

En ese contexto, la autoridad eclesiástica instó a ejercer el sufragio “libres de presiones en conciencia y delante de Dios, por eso seamos responsables, participemos todos y hagamos que este día sea una fiesta de pueblo vivida en armonía y paz, amén”.

En la misma homilía Monseñor Gualberti también advirtió que según el pensamiento cristiano “el poder político es una vocación al servicio de la persona, del pueblo y la sociedad, de acuerdo a las leyes que el señor ha puesto al interior del ser humano, como la inviolabilidad de la vida humana, la igual dignidad de todos sin distinción alguna, los derechos humanos y los valores del Reino de Dios, la verdad, la justicia, la libertad, el bien común y la paz”.

En ese marcó el Arzobispo señaló que “no hay cabida para la divinización del poder, de las ideologías totalitarias y del pensamiento único, como ha pasado tantas veces en la historia humana hasta el día de hoy y donde sobran los ejemplos de los césares de turno que buscan constituirse como señores y dioses de pueblos y naciones”.

Abre tu tienda online


Aseveró que “nadie ni nada tiene poder sobre el hombre, solo Dios”.

El líder religioso extendió su bendición a “este proceso de hoy, que no haya violencia, que se desarrolle en paz, que cada cual libremente puede expresar su voto conforme a su conciencia”

Recalcó a los fieles que ejerzan los derechos y deberes “mirando al bien común, mirando al bien de todos, mirando a una vida de hermandad entre todos los bolivianos como el señor quiere”.