Salud advierte "inminente situación de desastre" y llama a la comunidad internacional a solidarizarse

  • ABI -
Salud advierte "inminente situación de desastre" y llama a la comunidad internacional a solidarizarse
El Ministerio de Salud alertó sobre una "inminente situación de desastre" en medio de la pandemia y bloqueo de carreteras, protagonizado por sectores sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), y convocó a la comunidad internacional a solidarizarse con la crítica situación de Bolivia.

"Denunciamos ante la comunidad nacional e internacional la inminente situación de desastre que inviabiliza el sistema sanitario y agrava la situación epidemiológica del país, constituyendo una amenaza latente de pérdida de más vidas inocentes, configurando un estado de inseguridad sanitaria y llamamos a la comunidad internacional a solidarizarse con la situación que atraviesa nuestro país y con nuestra lucha por la defensa de la salud y la vida", cita un pronunciamiento público emitido por la mencionada cartera de Estado.



En los últimos meses, la evolución de la pandemia en Bolivia mostró un giro ascendente en la transmisión del coronavirus, afectando a miles de personas de todas las edades. Es así que hasta ayer se registraron 89.999 casos confirmados de COVID-19, de los cuales 56.551 personas todavía tienen el virus activo en su organismo, 29.808 lograron recuperarse de la enfermedad y 3.640 perdieron la vida.

Sin embargo, en medio de estos efectos devastadores de la pandemia en miles de familias, desde hace una semana se protagonizan "acontecimientos político-sociales caracterizados por bloqueo de carreteras y de los principales accesos a las ciudades, que a la fecha suman más de 100 en todo el país, ligados al amedrentamiento, torturas, secuestros y otros cometidos contra los vecinos de distintas localidades", cita el documento.

Los bloqueos de los sectores afines al MAS, que piden la realización de elecciones el 6 de septiembre y no el 18 de octubre como determinó el Tribunal Supremo Electoral, han impedido la provisión de alimentos, medicamentos y suministros médicos, así como el oxígeno destinado a hospitales públicos, privados y de la seguridad social.

"Por esta causa, según el reporte recibido, (por ejemplo) los hospitales y clínicas de la ciudad de La Paz se verán privados del oxígeno para sus pacientes con el riesgo de que muchos pierdan la vida por falta de este elemento", advierte el Ministerio.



Además, las medidas de presión, que vulneran las leyes y todas las medidas de contención de la pandemia, ponen en mayor riesgo la salud de la población boliviana.

Por eso, "ante estos actos delincuenciales de personas que han llevado sus consignas políticas al plano de la vulneración de los derechos fundamentales, el Ministerio Público tiene la obligación de hacer respetar lo que está establecido en la Constitución y las leyes para priorizar el derecho a la vida y la salud como inalienables", remarca la nota.

Pues el Ministerio de Salud considera que toda la serie de acciones implantadas desde el Gobierno para luchar contra la pandemia y el sacrificio en el cumplimiento de la cuarentena por parte de la población podrían ser en vano, de continuar el "accionar delincuencial e irresponsable de grupos inconscientes, que desprecian la vida de sus semejantes, tratando de hacer creer que nuestra democracia se autodestruye, que la impertinencia es un derecho, que el no respeto de la leyes es libertad, que la imprudencia en las palabras es igualdad y la anarquía es felicidad, haciendo abuso reiterado de la Constitución y las leyes. De allí, su insistencia en generar anarquía, convulsión social, pérdida de autoridad, sufrimiento y luto sin límite en la familia boliviana".