Gobierno alerta a la comunidad internacional que la situación ha empeorado drásticamente

  • ERBOL -
Gobierno alerta a la comunidad internacional que la situación ha empeorado drásticamente
Canciller Karen Longaric. Foto/tomada de archivo digital
La canciller Karen Longaric comunicó a organismos de la comunidad internacional que en los últimos cuatro días “la situación ha empeorado drásticamente hasta niveles insostenibles” y que en caso de ser necesario el gobierno tomará todas las medidas legales y proporcionales de contención para evitar más muertes y garantizar que los derechos de la población se respeten plenamente.

En una segunda carta difundida la noche de este este domingo, Longaric le dice a la ONU, ACNUDH, ACNUR, OEA, CIDH, UNIÓN EUROPEA Y Parlamento Europeo, que los peligros advertidos en su carta del 5 de agosto, han comenzado a materializarse con funestas consecuencias como las muertes de personas en distintas ciudades país por falta de oxígeno.



Relata que las cajas de salud han emitido comunicados alertando sobre la emergencia por falta oxígeno para atender a los pacientes. Admite que el traslado vía aérea no ha sido suficiente para garantizar que insumos esenciales lleguen de manera oportuna a todos los puntos de país, muchos de ellos inaccesibles.

Señala que grupos del MAS están cometiendo graves delitos como el secuestro de personas indefensas, inflingiéndoles tratos inhumanos y degradantes como mecanismo de presión ejercido contra el gobierno.

Relata que las iniciativas de diálogo del gobierno “no han dado frutos” y pese a los esfuerzos realizados ninguna de las conversaciones han logrado hasta el momento su fin más importante que es levantar el bloqueo de caminos.

Asegura sin embargo que las puertas al diálogo continúan abiertas pero aclaran que la salud de la población “no puede esperar la voluntad egoísta” de actores políticos que buscan la confrontación.



Longaric afirma ante los organismos internacionales que el gobierno boliviano no permitirá que estos actos hostiles continúan ocurriendo en su territorio porque la labor del gobierno es velar por los derechos humanos, por la salud y la vida de la población.

La Cancillería reiteró su pedido que la comunidad internacional censure los actos que impiden el traslado de oxígeno y de otros insumos médicos a distintos hospitales, tal como recientemente lo hicieron la Secretaría General y el Consejo Permanente de la OEA que han condenado las medidas de presión y el bloqueo de caminos.