Los consejos y vivencias de los primeros recuperados del coronavirus en Oruro

  • ERBOL -
Los consejos y vivencias de los primeros recuperados del coronavirus en Oruro
Ambos son los primeros pacientes que, en Oruro, se recuperaron del azote del temible virus que estremece a la humanidad entera y que ya ha provocado millares de muertes alrededor del planeta.

La paciente cero y el paciente uno, residentes en la capital del folclor boliviano, la fría y emblemática ciudad de Oruro, hablaron tras recuperarse mediante una teleconferencia. Una mujer adulta mayor y un varón adulto joven relatan cómo es vivir y sobrevivir al Covid-19.



No se cansan de agradecer al creador y a todos los médicos que los atendieron. Les agradecen reiteradamente por superar la peor fase de la enfermedad y estar recuperados, a tal grado de que la carga viral en sus organismos ya empieza a reportarse como negativa, es decir, han derrotado al “monstruo”.

Hidratarse continuamente, alimentarse bien, comer frutas y verduras, tratar de tener todo limpio, limpiar constantemente, lavarse las manos, mantener un buen estado de ánimo, reconfortarse con los seres queridos, no perder la esperanza y la fe: esos son algunos de las experiencias positivas, a la vez que principales consejos de los primeros sobrevivientes bolivianos de la pandemia..

Paciente cero: “Agradezco a mis vecinos que me han comprendido”
“Yo me siento muy feliz porque estoy saliendo de esto”, expresa sin poder evitar el llanto la paciente cero. Ella fue el primer caso de coronavirus en el departamento de Oruro y uno de los primeros casos confirmados en el país.

“Nos hemos cuidado tomando cosas calientes”, relata y también recomienda que los demás hagan lo mismo. Anota que todo el tiempo estuvieron limpiando los ambientes de su casa y lavándose las manos, medidas con las que insiste a seguir a la ciudadanía.



“Sin ellos quizá no hubiésemos salido, gracias a todos los doctores”, enfatiza la mujer que se escucha de buen ánimo pero algo agotada, como si intentara no hablar mucho.

Tampoco olvida a los vecinos que la comprendieron y les da las gracias. Cuando se conocieron de los primeros casos, el temor de algunos vecinos hizo que tanto en Oruro como en Santa Cruz se manifestara cierto rechazo a los primeros afectados por el pandémico mal.

“Solo digo a la ciudad de Oruro que se cuiden lavándose las manos y tomando cosas calientes”, reitera.

“Que no salgan de sus casas, que se cuiden y que se tienen que salir lo hagan con barbijo”, aconseja la paciente cero.



“Mis noches eran muy largas”: paciente uno
El paciente uno (P1), el segundo paciente de covid-19 en Oruro tampoco oculta su felicidad por estar con vida: “Gracias a Dios estoy vivo, estoy con ganas de vivir”.

Él describe el momento que se enteró de la prueba positiva como “un balde de agua fría, una noticia malísima, no hay palabras para describir”, testimonia.

Para el P1, el apoyo del entorno familiar es clave para soportar los rigores del virus así como para encarar la recuperación.

“Estando todos unidos se puede salir de muchas situaciones, problemas e incluso enfermedades como nos ha ocurrido ahora”, manifiesta y recomienda.



El apoyo de la familia y la solidaridad de la familia ya sea con lágrimas, con chistes o con alimentos es esencial para sobrevivir, relieva.

“Lastimosamente nos ha tocado vivir esta experiencia mala para nosotros (…) estamos saliendo de esta prueba que Dios nos ha puesto”, expresa.

Rememora los días y las noches de su enfermedad, las preocupaciones sobre el futuro de la familia; cuenta que a veces se despertaba a las dos o tres de la mañana junto con su esposa por la angustia: “Mis noches eran muy largas”, confiesa.

“Hemos salido de este virus, personalmente ya me dieron el resultado negativo y nunca voy a cansarme de agradecer a Dios”, señala.



Acerca de la alimentación que ambos siguieron en el transcurso de la enfermedad, P1 revela que siguieron alimentándose de la manera en la que antes lo hacían.

“Nos hemos alimentado normal, obviamente que como orureño uno siempre tiene sus gustitos (..); también agradezco a aquellos parientes que nos hicieron llegar verduras, frutas”, mientras destaca que estos últimos alimentos fueron clave en su proceso de sanación.

Él también recomienda “a la población: que siempre prepare sus alimentos higiénicamente, lavando las verduras, las frutas, todos los alimentos que llevamos a nuestro cuerpo, siempre lavarse las manos, todo el aseo que corresponde para evitar este virus”.

“No salgan si no es necesario, para ir a comprar para ir al mercado, si uno no se cuida, nadie te va a cuidar”, advierte.



Paciente uno también hace una autocritica sobre qué cambió el coronavirus en él; así ve que como sociedad nos centramos demasiado en las cosas materiales y dejamos de lado lo importante como la esperanza, la fe, lo que fortalece el espíritu.

Por ello dice: “No ha sido fácil pero con la ayuda del Supremo nos ha alivianado el peso”. Para él tener fe es clave para solucionar las dificultades familiares, económicas y de salud.

También ve importante dar ánimos al personal sanitario porque ellos también quieren que salgamos victoriosos.

Paciente uno aprovechó para pedir disculpas a la población orureña y boliviana porque cree que la situación se les fue de las manos al ser los primeros en vivir esta experiencia en el país



“Vamos a salir victoriosos de todo esto, nos vamos a dar un estrechón de manos”, asegura.

Al momento ambos pacientes aun se mantienen en cuarentena pero están esperando el alta final de los doctores. Recuerdan que no se debe dejar de lado las normas de higiene para continuar con la vida cotidiana.

Su recomendación final: “Ser más unidos en la familia, porque sin el apoyo sin el amor no se puede salir adelante”.