OEA ratifica informe de fraude electoral en Bolivia y cuestiona análisis publicado en The Washington Post

  • ABI -
OEA ratifica informe de fraude electoral en Bolivia y cuestiona análisis publicado en The Washington Post
La Paz .- Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, expresó su pleno respaldo a la auditoría que realizó su institución a las elecciones generales de Bolivia del 2019, cuyo resultado determinó que se cometió fraude en los mencionados comicios.

Este pronunciamiento se emitió en respuesta al artículo de opinión publicado el espacio "The Monkey Cage", alojado en el sitio web de The Washington Post y escrito por John Curiel y Jack R. Williams, el cual señala que, en base a análisis estadísticos, se puede manifestar que no hay sospechas de fraude en las pasadas elecciones del 20 de octubre.

"El mencionado artículo contiene innumerables falsedades, inexactitudes y omisiones. El artículo distorsiona a propósito el informe final de la auditoría de las elecciones en Bolivia, publicado por el Secretario General de la OEA el 4 de diciembre de 2019", cita la nota firmada por Koncke y que fue difundida a través de Twitter.



Tras conocerse las irregularidades en las elecciones presidenciales y ante el cuestionamiento de la población, el expresidente Evo Morales solicitó a la OEA realizar una auditoría a los comicios.

Finalmente, la misión de auditoría del organismo internacional determinó que hubo un fraude en aquellas elecciones que dieron la victoria a Morales tras un conteo irregular de votos. La emisión de este informe fue determinante para la dimisión del expresidente y su posterior salida del país.

Según Koncke "el artículo ignora el principal hallazgo del informe de auditoría de la OEA. Esos hallazgos prueban inequívocamente que hay una "manipulación intencional" de las elecciones".

Asimismo, el jefe de gabinete del Secretario General de la OEA, explicó que la "manipulación intencional" se basa en dos parámetros: primero que "la auditoría detectó cambios en las hojas de recuento y la falsificación de las firmas de los funcionarios electorales".



"En segundo lugar, se encontró que en el procesamiento de los resultados el flujo de datos se redirigía a dos servidores ocultos y sin autorización y no controlados por el personal del Tribunal Supremo Electoral, lo que permitió manipular los datos y falsificar las hojas de recuento", cita el pronunciamiento.

En la nota se exponen más argumentos, en los que Koncke afirma que "la OEA se atiene al análisis cuantitativo contenido en el informe de auditoría" hechas a las elecciones bolivianas, y que en dicho escrutinio se exponen las capacidades y la experiencia de esta institución en temas relacionados a la organización y la observación electoral.

"El artículo no es ni honesto, ni basado en hechos, ni completo. Sobre todo, no es "científico". Me decepciona que se haya publicado un artículo que no cumple con las normas periodísticas básicas, ya que no es honesto, ni está basado en hechos, ni es exhaustivo", cita Koncke.