Australia valora un boicot "no oficial" a Juegos de Pekín, según medios

  • DEUTSCHE WELLE -
Australia valora un boicot "no oficial" a Juegos de Pekín, según medios
Imagen Ilustrativa, Pixabay
Camberra manifestaría así su preocupación por la situación de derechos humanos en el gigante asiático.

Australia considera un boicot "no oficial" a los Juegos Olímpicos de invierno en Pekín del próximo año, que supone que no enviará a ningún funcionario a este evento, en medio de las preocupaciones por la situación de la tenista china Peng Shuai, publicó este jueves (25.11.2021) el diario Sydney Morning Herald.



Diversos legisladores de la coalición Liberal-Nacional gobernante como del Partido Laborista han pedido al Ejecutivo de Scott Morrison que adopte un boicot diplomático oficial similar al que sopesan Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, precisó el diario.

El Sydney Morning Herald explicó que la opción que considera el Ejecutivo de Camberra es el boicot "no oficial", que al igual que uno diplomático, supone el envío de los atletas pero no de sus funcionarios, aunque sin llamarlo por su nombre.

El rotativo añadió que Australia está a la espera de que Estados Unidos imponga un boicot diplomático, en respuesta por la situación de los derechos humanos en Hong Kong, el Tíbet y la región de Xinjiang, para adoptar una decisión similar y en línea con sus aliados.

Las peticiones en Australia a favor de un boicot a los Juegos Olímpicos de Pekín aumentaron a raíz de las preocupaciones por el paradero de la tenista china Peng Shuai, quien denunció el pasado 2 de noviembre abusos sexuales por parte del ex viceprimer ministro chino Zhang Gaoli.



El ministro australiano de Deporte, Ricard Colbeck, manifestó que si bien China necesita responder "con transparencia y responsabilidad" sobre el caso de Peng, aclaró que "la decisión sobre la representación gubernamental a estos Juegos de invierno no se ha adoptado aún".

Relaciones tensas

Australia mantiene tensas relaciones con China por motivos diplomáticos, geo-políticos y comerciales, que se agravaron aún más el pasado septiembre con el anuncio de un pacto de defensa entre Camberra, Washington y Londres para hacer frente a Pekín en la región del Indopacífico.

Así mismo Pekín ha adoptado medidas comerciales contra productos claves australianos, mientras que Camberra ha aprobado leyes en los últimos años para prevenir el supuesto espionaje e injerencia del gigante asiático.



Australia también ha protestado por la detención en China de un escritor chino-australiano y ha expresado sus reservas respecto a la expansión de la empresa tecnológica china Huawei a su participación en el desarrollo de redes de tecnología 5G.

jc (efe, reuters, Sydney Morning Herald)

DEUTSCHE WELLE