Cuando los astros del deporte cambian de galaxia

  • SPUTNIK NEWS -
Cuando los astros del deporte cambian de galaxia
© AFP 2020 / Eugene Garcia
Una de las estrellas más rutilantes del baloncesto mundial, Shaquille O'Neal, a sus 48 años parece decidido por estos días a incursionar en la lucha libre profesional y la noticia destapa los recuerdos de otros astros del deporte que un día decidieron cambiar hacia una galaxia donde se compite con otra indumentaria.

El 6 de octubre de 1993 cuando el mítico Michael Jordan decidió cambiar el balón anaranjado por un guante y un bate, no solo el baloncesto extrañó a su máxima referencia, también el deporte del más alto nivel asistió al nacimiento de la moda de las permutas de disciplinas deportivas entre los famosos, aunque no en plena carrera como el mejor encestador de todos los tiempos.



Aquella fue una decisión sentimental motivada por el reciente asesinato de su padre, James, a quien la última vez que hablaron prometió hacer carrera también como beisbolista.
Al final la estancia de His Airness sobre la grama de los diamantes de las Ligas Menores con la casaca número 45 de los Birmingham Barons, sucursal de Medias Blancos de Chicago, se limitó a los 127 partidos y estadísticas del montón. Para suerte del baloncesto y sobre todo de los Chicago Bulls, que al retorno de Jordan encadenaron el famoso segundo "three-peat".

Falcao, Bolt y compañía
Otro deportista de élite a quien el béisbol pudiera conquistar es el futbolista colombiano Radamel Falcao. Con la diferencia de que El Tigre está en el tramo final de su carrera como goleador.

"Me encanta el béisbol. Cuando era pequeño, en Venezuela, donde crecí, era el deporte que practicaba, a muy buen nivel. A menudo lo hablo con mi esposa. Creo que cuando termine mi carrera, comenzaré como jugador profesional de béisbol", confesó hace poco más de un año cuando jugaba para el Mónaco francés.
Y si al goleador histórico y capitán de la selección cafetera le seduce la idea de encontrar otros horizontes más allá del fútbol, a una leyenda universal del deporte como el jamaicano Usain Bolt le enamora la idea de marcar goles.

El Relámpago cumplió su sueño balompédico al debutar en abril de 2019 con el Central Coast Mariners, de la Liga Australiana.



Desde los tiempos en que fue dueño absoluto de la velocidad ya soñaba con vestir la camiseta del Manchester United, además de proclamarse hincha del Real Madrid y la selección argentina.
Otro diamante del campo y pista, el estadounidense Edwin Moses, campeón olímpico de 400 metros con vallas en Montreal (1976) y Los Ángeles (1984), tras dejar los bloques de arrancada probó suerte en un deporte de invierno, el bobsleigh.

En su nueva faceta deportiva el rey de las vallas largas durante más de una década al menos coleccionó una medalla de bronce en la Copa del Mundo de 1990 en Winterburg, Alemania, haciendo tándem con su compatriota Brian Shimer.

El portero alemán Tim Wiese antecedió a Shaquille O'Neal en la pasión por la lucha libre.

Tanto que el guardameta suplente de la selección alemana en la Copa del Mundo de Sudáfrica (2010) decidió colgar los guantes a los 32 años y aprovechar sus 120 kilos de peso en el deporte profesional que combina las disciplinas de combate con las artes escénicas.



Ases del tenis y una karateca piragüista
Cuando guardó la raqueta en 2013, el ex tenista argentino David Nalbandian se cambió a las carreras de automovilismo.

Quien llegara a ser tercero del ranking ATP en 2006 es un amante de los deportes de riesgo, en 2007 fundó en su país el Tango Rally Team y en 2016 ganó la Copa Maxi Rally, destinada a pilotos de bajos antecedentes en esas condiciones.

Por si fuera poco, el ganador de tres Grand Slam será recordado también por haber nadado entre tiburones en Melbourne, Australia y hacer bungee-jumping (puentismo) en Viena, desde la torre del Danubio de 152 metros de altura.
Un colega del llamado deporte blanco y aun en activo, el español Rafael Nadal, número dos del mundo en la actualidad, tiene su hobby deportivo en el golf.

Lo curioso es que el rey de la tierra batida, cuyo sello tenístico es el revés de zurda, es diestro a la hora de pegarle a la pelotita de 46 gramos de peso.



Todo parece indicar que su relación con el casi cuatricentenario deporte viene de la amistad y vínculos de trabajo que mantiene con la súper estrella Tiger Woods.

El australiano Adam Hansen, el ciclista con más grandes vueltas consecutivas disputadas en la historia, 20 entre Tour, Vuelta y Giro, recientemente pasó a competir en una disciplina que incluye la bicicleta, el triatlón.
Conocido como el ironman del ciclismo, Hansen fue de cadete una de las grandes promesas de la isla-continente en el deporte que suma atletismo, natación y ciclismo.

Algunos cambios en lugar de hobby son impuestos por las circunstancias.

Tal es el caso de Isabel Fernández, la karateca española discapacitada, quien ya comenzó a prepararse para competir en los Juegos Paralímpicos de París (2024) en piragüismo, pues la disciplina del kimono y las cintas negras no aparece en el programa de la fiesta bajo la bandera de los cinco aros en la Ciudad Luz.



Por Gonzalo Becerra

AGENCIA SPUTNIK