Comienza juicio a expresidente de la IAAF Lamine Diack
Lamine Diack (dcha.), con Sebastian Coe. (Archivo). picture-alliance/dpa/F.Robichon
Lamine Diack es juzgado por presunto cobro de comisiones ilegales, presuntamente pagadas para que ocultara el dopaje de atletas rusos.
El expresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) -en la actualidad World Athletics- Lamine Diack se sentó este lunes (8.06.2020) en el banquillo de los acusados de un tribunal de París que le juzgará por el presunto cobro de comisiones ilegales a cambio de ocultar el dopaje de atletas rusos.

El hombre que dirigió el atletismo mundial entre 1999 y 2015, primer no europeo en presidir la organización, llegó al Tribunal Correccional de París visiblemente debilitado, un día después de haber cumplido 87 años.



Francia, que le puso bajo arresto domiciliario hace cuatro años, le acusa de haber creado, junto a otras cinco personas, una trama corrupta para embolsarse millones de euros por ocultar los controles positivos de atletas rusos, además de haber creado un entramado empresarial junto a su hijo para desviar fondos de la Federación.

Delitos por los que Diack, que tomó el relevo al frente de la IAAF del italiano Primo Nebiolo y se lo cedió 16 años más tarde al británico Sebastian Coe, puede ser condenado hasta a diez años de prisión.

El senegalés acudió al tribunal como también lo hizo el médico francés Gabriel Dollé, responsable de la lucha contra el dopaje en la IAAF entre 1999 y 2014, y Habib Cissé, abogado de Diack, imputado por haber contribuido al sistema de corrupción.

Pero faltaron a la cita su hijo Papa Massata Diack, refugiado en Senegal, que no extradita a sus nacionales, y los rusos Valentín Balájnichev y Alexéi Mélnikov, a cuya entrega se ha opuesto Moscú. (efe).



DEUTSCHE WELLE