Nápoles y Barcelona empatan por la mínima en los octavos de final de la Liga de Campeones
Giovanni Di Lorenzo (izquierda) y Lionel Messi durante el partido entre el Nápoles y el Barcelona en el estadio San Paolo(Italia), el 25 de febrero de 2020. Guglielmo Mangiapane / Reuters
Era la primera vez que ambos equipos se enfrentaban en una competición europea. Los catalanes dominaron en los primeros minutos, con un local que se salió más pausado y replegado en su campo.

El Nápoles y el F.C. Barcelona empataron por la mínima en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones este 25 de febrero en el estadio San Paolo de la ciudad italiana.



Era la primera vez que ambos equipos se enfrentaban en una competición europea. Los catalanes dominaron y mantuvieron la posesión del balón en los primeros minutos, con un local que se salió más pausado y replegado en su campo, y con una defensa que se volvió el dolor de cabeza de la ofensiva azulgrana.

A los 30 minutos de juego, el Barça demostró desajustes defensivos que aprovechó el Nápoles de la mano del belga Dries Mertens. El delantero abrió el marcador con un espectacular gol, en uno de los pocos acercamientos de los italianos al área del portero Ter Stegen.

imagen

Ciro De Luca / Reuters



En el segundo tiempo, los dirigidos por Quique Setién reaccionaron rápidamente y a los 12 minutos Griezman puso el empate, luego de un balón filtrado de Samedo entre dos defensas. Con ese marcador los de Gennaro Gattuso se volcaron al ataque, pero el Barcelona presionó hasta el final para ir a por la victoria.



Los minutos finales fueron de nerviosismo y tensión. Arturo Vidal acumuló su segunda amarilla y salió expulsado por una falta sobre Mário Rui, mientras que Gerard Piqué sufrió una lesión al caer tras un salto y fue sustituido por Clément Lenglet.

Aunque ambos equipos tuvieron que conformarse con el empate, el resultado les da cierta ventaja a los culés de cara al partido de vuelta el próximo 18 de marzo en el Camp Nou de Barcelona.

imagen

Guglielmo Mangiapane / Reuters


RT EN ESPAÑOL