El Tribunal de Arbitraje confirma la victoria de River frente a Boca en la Copa Libertadores
River celebra el triunfo por 3 a 1 frente a Boca en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid (España), en la final de la Libertadores 2018. Sergio Perez / Reuters
A pesar del reclamo hecho por el 'Xeneize', se mantiene el triunfo del 'Millonario' por 3 a 1 en la 'Superfinal' del 2018.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés), emitió este martes su fallo sobre los incidentes producidos cerca del estadio 'Monumental' previo a la final de la Copa Libertadores 2018, cuando River y Boca se iban a enfrentar en el partido más esperado del año.



Así, el organismo determinó que se mantiene el triunfo de River por 3 a 1, conseguido en Madrid, a pesar del reclamo realizado por Boca, que pedía la descalificación de su rival. Aquella 'Superfinal', cuyo primer partido terminó empatado por 2 a 2, debió trasladarse desde Argentina hasta España por los disturbios que se produjeron en la Ciudad de Buenos Aires, a poco tiempo de iniciar la revancha.

En aquella jornada, el conflicto produjo importantes enfrentamientos entre simpatizantes y las fuerzas de seguridad.



Leve sanción para River



Sin embargo, el TAS sancionó a River —que ejercía la localía cuando se desarrollaron los enfrentamientos— y deberá jugar dos partidos de ese torneo continental sin público.

En su explicación, y en respuesta a la postura del conjunto boquense, el Tribunal sostuvo que el club del barrio de Núñez solo tiene responsabilidad "parcial" en el ataque al ómnibus de Boca, en el cual se destacó la lesión ocular del futbolista Pablo Pérez. Esto se explica porque los incidentes se produjeron en la vía pública, y no adentro del estadio.



Por su parte, el club 'azul y oro' pedía la misma sanción que recibió en 2015, cuando un fallo del TAS eliminó a Boca de la Libertadores porque un hincha les arrojó gas pimienta a futbolistas de River, desde la tribuna. La gran diferencia entre ambos casos, es que en esa oportunidad el incidente ocurrió en la 'Bombonera', y no en la calle, por eso a los anfitriones les cabía más responsabilidad.



Asimismo, en el reciente texto de 46 páginas, se detalló que River "violó los artículos 8 y 13.2 del reglamento disciplinario de Conmebol", y por eso se aplicó la sanción de dos nuevas fechas sin hinchada, un castigo que ya había cumplido en 2019, pero que ahora se vuelve a aplicar. De esta forma, aquella autoridad deportiva tardó más de 14 meses en dictar su resolución.

Se acabaron las instancias de apelación para Boca

Luego de haberse suspendido el encuentro por los incidentes en las cercanías de la cancha de River, los dirigentes de ambos clubes y la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) definieron pasar el partido para el día siguiente. Sin embargo, cuando llegó el momento de jugar, la dirigencia de Boca decidió que sus futbolistas no se presenten a la contienda deportiva.

Así, mientras transcurrían las horas, se decidía trasladar la histórica y dramática 'Superfinal' al Santiago Bernabeu, el mítico estadio del Real Madrid. Al mismo tiempo, el entonces presidente de Boca, Daniel Angelici, hizo su planteo para pedir la expulsión de River ante la Conmebol y la FIFA, obteniendo la negativa. Como última instancia de apelación, Angelici también acudió al TAS, que acaba de confirmar que el 'Millonario' es el legítimo campeón.



RT EN ESPAÑOL