¿La Libertadores se jugará en Chile?: las claves de la decisiva reunión de la CONMEBOL
Sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), en Luque (Paraguay), el 21 de febrero del 2019. Norberto Duarte / AFP
Los presidentes de River y Flamengo, sumado a dirigentes del fútbol de Argentina, Brasil y Chile, están en Paraguay definiendo qué pasará con la final del torneo.

Importantes dirigentes del fútbol de Argentina, Brasil y Chile, se encuentran reunidos junto a referentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) en Asunción (Paraguay) para definir qué pasará con la final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo, estipulada para jugarse el 23 de noviembre en Santiago, pero que despierta grandes dudas por la tensión social que se vive en el país del Cono Sur.



En efecto, la CONMEBOL había convocado a los presidentes de los clubes, junto a las asociaciones que administran ese deporte en las naciones involucradas, a un encuentro de trabajo este martes, "con el objetivo de revisar todos los aspectos de la organización".

A pesar de que el Gobierno chileno haya ratificado su intención de ser el país anfitrión para albergar el partido el próximo 23 de noviembre en el Estadio Nacional de Santiago, y que CONMEBOL ya agradeció públicamente "el compromiso mostrado para garantizar las condiciones de seguridad", el crítico contexto social de esa nación sudamericana obligó a los dirigentes del fútbol a reunirse para definir dónde y cuándo se disputará el juego.

imagen

Estadio Nacional de Santiago. / Kevin Vasquez / Gettyimages.ru



Asimismo, se dio a conocer el dato de que hinchas de los tres equipos más populares de la capital (Universidad Católica, Universidad de Chile y Colo Colo) estaban convocando a una gran manifestación para el día del partido. En redes sociales también se difundieron afiches de manifestantes que llamaban a movilizarse para impedir que se dispute la final en su país.



Tensión en Chile

En las últimas semanas ese país del Cono Sur atraviesa jornadas de protestas antigubernamentales, varias de ellas multitudinarias, y el epicentro de las principales convocatorias es en la capital. Los manifestantes están reclamando mayores garantías para que toda la población acceda a sus derechos más básicos, y muchos de ellos plantean desarrollar una nueva Constitución. Entre sus principales demandas, piden mayores salarios, gratuidad en la educación y mejores pensiones, todo ello incorporado a un visión de Estado inclusivo, diferente a la actualidad.

Manifestación contra el Gobierno de Sebastián Piñera, en Santiago de Chile, el 4 de noviembre del 2019. / Ivan Alvarado / Reuters



Así, el Gobierno desplegó a las fuerzas de seguridad en las calles y durante varios días rigió el estado de emergencia, sumado al toque de queda en muchas regiones. Y a pesar de que el Ejecutivo anunció nuevas políticas sociales y cambió a todo su Gabinete, los protestantes no ceden y la tensión continúa: el lunes se produjo una gran movilización y se registraron nuevos disturbios en Santiago. Por ahora, la Fiscalía de Chile contabiliza23 muertes desde que comenzó el conflicto, mientras que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) registró 1.659 heridos en hospitales y 4.364 detenidos hasta el 4 de noviembre.



Cancelación de la APEC y la COP 25

El mismo día en que el Ejecutivo confirmó que pretendía albergar la final, el presidente anunció que su país cancelaba la organización del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático número 25 (COP 25), ambas estipuladas para desarrollarse en Chile en noviembre y diciembre, respectivamente.



"Hemos basado nuestra decisión en un sabio principio de sentido común", dijo Sebastián Piñera el 30 de octubre. Así, la COP 25 se mudará a Madrid, luego de que España se haya ofrecido como sede alternativa, tal como sucedió con la final de la Copa Libertadores el año pasado.



Amistoso con Bolivia, suspendido

Luego de que el vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Robert Blanco, le dijera a La Tercera que "lo único que hasta ahora está ratificado, es que ya no va el partido el día 15 de noviembre" entre Chile y Bolivia, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (AFNP) chilena comunicó que el encuentro amistoso, a disputarse en el Cono Sur, está suspendido.

"La situación es complicada en ambos países y quedamos de acuerdo en organizar próximamente otro amistoso", indicó el presidente de la entidad, Sebastián Moreno, aludiendo al clima de protestas que también se vive en la nación andina.

[img]https://cdni.rt.com/actualidad/public_images/2019.11/original/r/800/140/jpeg/5dc186a1e9ff713b025658d9.jpg" alt="imagen">

Jugadores del Flamengo (Brasil) durante la semifinal de la Copa Libertadores en el estadio Maracaná, el 23 de octubre de 2019. / Fabio Motta / AP





Liga local, también cancelada

Asimismo, la última fecha del fútbol profesional se canceló ya que "la autoridad político administrativa y Carabineros manifestaron que no están dadas las condiciones de seguridad", informó la AFNP. Así, se suspendieron los partidos que estaban pautados entre el 31 de octubre y el 4 de noviembre. Incluyendo el último fin de semana, ya van tres fechas suspendidas en el torneo chileno, que está parado desde la jornada 25 por el estallido social.

Además, las autoridades expresaron que "ratifican su compromiso con la seguridad de hinchas, jugadores y jugadoras, niños y niñas", que acuden a los estadios cada fin de semana. "Quienes formamos parte de esta actividad, no podemos estar ajenos a la situación del país y a la realidad que viven día a día miles de chilenos y chilenas", dice el texto. La Universidad Católica, que está cerca de ganar la liga, debe seguir esperando para celebrar.

El mal antecedente de la Libertadores 2018



La edición 2018 de la Copa Libertadores presentó una final histórica: Boca y River, ambos clásicos rivales de Argentina, se encontraban para ver cuál era el mejor equipo de Sudamérica. Se trataba del partido más importante en la historia del fútbol latinoamericano, a nivel clubes. Tras jugarse el primer partido en 'La Bombonera' —debió posponerse por las malas condiciones del campo tras fuertes lluvias—, la serie de ida y vuelta tenía que definirse en 'El Monumental', pero ello nunca ocurrió.

[img]https://cdni.rt.com/actualidad/public_images/2019.11/original/r/800/140/jpeg/5dc1ace7e9ff715c1578a3a9.JPG[/img]

Jugadores de River celebran la obtención de la Copa Libertadores en Madrid (España), el 9 de diciembre del 2018. / Paul Hanna / Reuters



En efecto, un grupo de hinchas de River atacó al micro que trasladaba a los jugadores de Boca al estadio, y el operativo policial no ayudó: el gas pimienta lanzado por los uniformados afectó incluso a los propios futbolistas. Tras la suspensión de ese partido, y días de gran tensión, se decidió que la final debía jugarse en Madrid, en el mítico Santiago Bernabeu, donde River se impuso por 3-1. En el primer partido ambos clubes habían empatado 2-2, por ello el equipo de Marcelo Gallardo se coronó campeón en la 'final de todos los tiempos'.

A partir de ahora, un solo partido



A diferencia de ediciones pasadas, cuando la final se disputaba con dos encuentros donde cada equipo ejercía la localía una vez, a partir de este año el torneo se definirá en un partido único, con sede neutral. Lo mismo ocurre con la Copa Sudamericana, que terminará este sábado en Asunción (Paraguay), cuando se enfrentarán Colón de Santa Fe (Argentina) e Independiente del Valle (Ecuador).

Así, los torneos internacionales del fútbol sudamericano se parecen un poco más a las competiciones europeas, al menos en el diseño de las finales, aunque las distancias entre los países son mayores. Resta por ver quién será el próximo campeón del certamen futbolístico más trascendente de la región.

RT EN ESPAÑOL