Montaño y Salinas no encuentran un ritmo de trabajo. Foto/Opinión
El ministro de Deportes Tito Montaño reveló este domingo que no existe una buena relación con la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) debido a que hay demasiados intereses que lleva a la entidad a incumplir los compromisos que tiene con el gobierno.

Dijo que desde un principio el gobierno brindó a la Federación la posibilidad de trabajar con el Ministerio de Deportes pero “seguimos viendo que existen demasiados intereses, los compromisos y acuerdos que se quedan a veces no se los cumple”.



En una entrevista concedida desde Villa Tunari, sostuvo que el estatus de entidad privada que ostenta la Federación Boliviana hace ver que es una institución con demasiada protección o privilegio por parte de su organización internacional.

“Creemos que no se respetan los procesos, no se respetan los convenios y eso está claramente produciéndose en ciertas situaciones que la Federación no llega a la población, no respeta el proceso de trabajo, no hace un uso adecuado de nuestras instalaciones deportivas que les hemos puesto al servicio de la Selección, entonces cree que ese es el lado que no mejora”, manifestó.

Montaño se reunirá en Villa Tunari con un representante de Panam Sports y del Comité Olímpico a objeto de hacerle su preocupación respecto a las entidades deportivas y a la posibilidad de elaborar un plan nacional del deporte competitivo que significa un trabajo sostenido con deportistas de alta competencia para eventos internacionales oficiales.

Estimó que este plan se complementaría con entrenadores deportivos extranjeros que trabajarían en las instalaciones deportivas para que orienten de mejor manera los procesos de trabajo.