© Sputnik / Vladimir Pesnya
A los 21 años, la rusa Dina Averina ha vuelto a impresionar subiéndose al podio en las cuatro competiciones en las que ha participado hasta el momento en el Mundial de gimnasia rítmica de Bakú 2019.

Al parecer, Dina planea repetir su hazaña del año pasado en el Mundial de Sofía (Bulgaria) y llevarse para casa cinco preseas de oro en el más importante campeonato anual de la gimnasia rítmica internacional. La joven prodigio ya selló la victoria en los concursos de mazas, cinta y pelota. Con este último accesorio compartió el podio con su hermana gemela, Arina, quien tuvo que conformarse con la plata.



Desafortunadamente, el resultado de Dina en la prueba de aro no ha sido el mejor, si bien le sirvió para hacerse con el bronce. La campeona de la competición con este accesorio, sin embargo, fue su compatriota Ekaterina Selezneva, una experimentada gimnasta que se llevó, además, el bronce en la prueba de cinta.


©Sputnik/Vladimir Pesny
La gimnasta rusa Ekaterina Selezneva en la competición de aros en el Mundial de gimnasia rítmica de Bakú 2019.

A las gimnastas rusas que compiten individualmente todavía les queda participar en el programa completo, que se lleva a cabo este 20 de septiembre. Los resultados obtenidos por Dina, Ekaterina y Arina hasta al momento les han servido ya, no obstante, para colgarse el oro de equipos antes del final de la competencia.


©Sputnik/Vladimir Pesnya
Las gimnastas rusas que compiten individualmente en el Mundial de Bakú y su entrenadora, Irina Viner-Usmanova.



Rusia todavía puede ganar otras tres medallas más en el Mundial de Bakú. El 21 y 22 de septiembre tendrá lugar la competición de conjuntos, donde un grupo diferente de otras cinco gimnastas actúa simultáneamente. La selección rusa busca repetir —y quizás superar— el resultado del año pasado, cuando se llevó el oro en el programa completo.



AGENCIA SPUTNIK