Ryan García Tom Hogan / Golden Boy / Gettyimages.ru
Este viernes, el boxeador estadounidense Ryan García (18-0, 15 KOs) después de pasar con éxito su pesaje antes de la pelea programada para este sábado contra su compatriota Avery Sparrow, arremetió contra su oponente por no haberse presentado parar confirmar su peso.

"Solo quiero saber dónde está. Ha hablado mucho y no lo veo aquí", denunció García. "Yo solo quiero pelear. Que alguien lo llame. Vamos a pelear", continuó el boxeador sin saber que su contrincante había sido arrestado esa misma mañana.



Como explicó después a Los Ángeles Times el promotor de este deportista de Filadelfia, Russel Peltz, Sparrow tenía una orden de arresto por una disputa doméstica que se registró en abril, en la que supuestamente sacó un arma de fuego después de que su pareja arrojara su ropa por la ventana.

El boxeador, según su representante, no tenía ni idea de que tuviera problemas legales hasta que fue detenido horas antes del pesaje. La Policía lo rodeó al salir de una tienda, fue arrestado y llevado a una prisión.