© AP Photo / Michael Probst
Xana, la hija de 9 años de Luis Enrique, ha fallecido "después de luchar durante cinco intensos meses contra un osteosarcoma". Así lo informó el propio entrenador en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

El técnico, quien entrenó entre 2018 y 2019 a la selección española, renunció a su puesto como seleccionador el pasado junio para dedicarse a su hija y acompañar al resto de la familia.



​La familia tuvo conocimiento de la enfermedad de Xana el pasado 26 de marzo. Desde ese momento, Luis Enrique comunicó su decisión de abandonar su cargo, aunque solo pudo hacerlo meses más tarde. El osteosarcoma es uno de los tipos más frecuentes de cáncer óseo, que comienza en las células que forman los huesos y tiende a afectar a los adolescentes en crecimiento.

"Te echaremos mucho de menos pero te recordaremos cada día de nuestras vidas con la esperanza de que en un futuro nos volveremos a encontrar. Serás la estrella que guíe a nuestra familia", con estas palabras se despidió Luis Enrique de su pequeña.

Xana solía ser una figura frecuente en los partidos del FC Barcelona, club al que su padre entrenó por varios años.

El mundo del deporte se solidariza
Las redes sociales se han inundado de mensajes de apoyo al director técnico. No solo compañeros de trabajo de Luis Enrique, el propio presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido manifestar su solidaridad con la familia Martínez Cullell.



AGENCIA SPUTNIK