Neymar protagonizó dos momentos que hacen pensar que él y sus compañeros de equipo se están preparando para su salida.

El futuro del delantero del Paris Saint Germain (PSG) Neymar Jr. sigue siendo incierto. El regreso del brasileño al FC Barcelona es apenas un rumor y nada está escrito, cuando queda menos de una semana para el inicio del campeonato de la primera división en Francia.



Neymar no se ha pronunciado al respecto, sin embargo su última aparición en público con el PSG, en su consagración como campeón de la Supercopa de Francia, ha dado de qué hablar: al exbarcelonista —quien no jugó por sanción— se le vio distante, evitó discretamente aparecer en las fotografías y participó poco de la celebración.

Los parisinos derrotaron este sábado en la final al Rennes 2 a 1 con goles de Kylian Mbappé y Ángel di María, en un encuentro jugado en China. Luego, mientras los campeones alzaban el trofeo y posaban para las cámaras en el estadio, Neymar protagonizó dos momentos que hacen pensar que él y sus compañeros se están preparando para su salida.

Primero, el italiano Marco Verratti lo jaló del brazo para que se integrara a los festejos y, casi a regañadientes, lo obligó a saltar y gritar por el triunfo como los demás. Al intento de Verratti se sumó Mbappé, quien sorprendió en ese instante al delantero con un abrazo.





Más tarde, al momento de la foto de rigor de todo el grupo, el mismo Mbappé empujó al astro brasileño hacia afuera de la foto. Ya que ambos son grandes amigos, el gesto puede interpretarse como una broma, pero de cierto modo podrías reflejar la inestable situación actual de Neymar en el club parisino.

Síguenos en Facebook