Un avión Yak-52 durante una exhibición aérea a las afueras de Minsk (Bielorrusia), 2016. Vasily Fedosenko / Reuters
Un piloto alemán ha muerto este sábado después de que su pequeño avión de acrobacias, un Yak-52, cayera en el río Vístula durante un espectáculo aéreo celebrado en la ciudad de Plock, en el centro de Polonia.

Las imágenes obtenidas desde el lugar de los hechos muestran el trágico accidente, sobrevenido mientras el avión intentaba realizar una acrobacia aérea.





Según bomberos locales, el cuerpo del fallecido —supuestamente, un expiloto de Lufthansa con larga experiencia— ha sido recuperado de los restos de la aeronave, que se encontraba a ocho metros de profundidad. La Policía y los fiscales están investigando la causa del accidente.

Síguenos en Facebook