El presidente del club boliviano The Strongest, Henry Santos Salinas, anunció este miércoles su renuncia al cargo porque teme por su seguridad y la de su familia, tras denunciar intentos de extorsión.

"Pretenden afectar mi buen nombre e incluso mi seguridad", destacó Salinas en su escrito de renuncia a la directiva del club, actual subcampeón de la liga boliviana.



La renuncia irrevocable, añade el texto, llega en contra de su voluntad, pues deseaba seguir en la entidad, después de que en las últimas semanas se agudizaran las críticas que sufría desde su llegada a la presidencia en abril del año pasado.

Salinas atribuyó esas críticas a "personas inescrupulosas que cobardemente se han escudado en redes sociales y en el anonimato y que sin ningún sustento ni prueba, movidos solamente por intereses particulares, se han dado la tarea" de denigrarle a él y a su familia.

"Mi persona no ha accedido a sus bajas extorsiones para comprar su apoyo", aseguró, y lamentó "tanta crítica y odio".

Las críticas se agudizaron tras proclamarse campeón del torneo Apertura boliviano el tradicional rival del The Strongest, el Bolívar de La Paz, cuando quedaban dos jornadas para el final del torneo.



Las paredes del estadio Hernando Siles aparecieron pintadas con mensajes contra la familia Salinas antes del clásico entre ambos equipos en la penúltima jornada del torneo.

El The Strongest ganó el partido por 1-3, pero el Bolívar celebró el título ante su afición.

Los 'atrigrados' fueron segundos con 52 puntos en el debut como entrenador esta temporada del exjugador paraguayo-boliviano del The Strongest Pablo Escobar.

El The Strongest quedó a cinco puntos del Bolívar, que logró una plaza para la próxima Copa Libertadores.



Henry Santos Salinas había sustituido en la presidencia del club paceño a su tío César Salinas cuando éste fue elegido presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).