El argentino Norberto Kekez fue presentado este lunes como nuevo técnico del Wilstermann, equipo boliviano que compite en la Copa Libertadores, en sustitución del español Miguel Ángel Portugal.

Kekez, que por cuarta vez dirige a los de Cochabamba, aseguró en su presentación que el equipo "no está tan mal", confiando en que "no es tan grave la cosa" aunque a su juicio los "aviadores" parecieron olvidar su juego en los últimos meses.



El club rojo ganó el año pasado el torneo Apertura del fútbol boliviano, pero este año va sexto tras 19 jornadas, a nueve puntos del líder Bolívar.

Wilstermann es último con dos puntos en el grupo G de la Libertadores, por detrás de Atlético Paranaense con nueve, Boca Juniors con siete y Deportes Tolima con cuatro.

El objetivo es que el equipo recupere su juego para "cambiar la situación, pelear por el campeonato" boliviano y apurar hasta la última opción en la competencia internacional, aseveró el argentino.

El técnico confesó sus ganas de "devolverle la identidad al equipo", que a su entender necesita "un cambio".



Kekez es un conocido del Wilstermann, pues vistió la camiseta roja durante su carrera profesional y también dirigió en ocasiones anteriores de forma interina al equipo.

El presidente del club, Grover Vargas, dijo por su parte que la entidad requiere pasar página y aspirar a "cosas importantes" en lo que queda por disputar en ambas competiciones.

Vargas consideró a Kekez una persona de la casa, a la que vuelve de momento hasta final del Apertura.

Sobre Portugal, a quien definió como "un caballero", insistió en el que su salida fue de común acuerdo, con un pago hasta el último día trabajo, después de que llegara un momento en que su continuidad "era inviable".



El técnico español dejó este lunes el club, tras anunciarse anoche su salida, asegurando a los medios que "todo tiene un límite".

Portugal prefirió no entrar en detalles y reiteró que "ese límite ha llegado", deseando en su despedida que "al club le vaya bien".

"Me voy con la conciencia muy tranquila", comentó, para concluir que su salida obedece a "unos inconvenientes que vosotros conocéis y que han forzado a tomar esta decisión".

Wilstermann perdió por 0-1 este domingo ante Oriente Petrolero, séptimo con cuatro puntos menos, en un encuentro en casa en el que Portugal recibió reproches e incluso el lanzamiento de algún objeto desde la grada, de cuyo sector más radical recibió amenazas hace unas semanas.



Los rojos reciben el miércoles en Cochabamba al Paranaense, líder de su grupo en la Libertadores, y el domingo visitan en La Paz al The Strongest, cuarto en el torneo local con cuatro puntos más que los "aviadores".

Síguenos en Facebook