El París Saint Germain desperdició su tercera ocasión de cerrar la consecución del título de la Ligue 1 de Francia tras perder en el estadio de la Beaujoire ante el Nantes (3-2).

El conjunto parisino, que pudo ser campeón matemáticamente hace dos jornadas, contra el Estrasburgo en el Parque de los Príncipes, donde empató (2-2), y el fin de semana pasado, en Lille, donde salió goleado (5-1), sufrió un nuevo revés en el partido aplazado de la vigésima octava fecha.



El París Saint Germain será campeón. Aventaja en diecisiete puntos al Lille a falta de seis partidos. Sin embargo, la consecución del trofeo se le atraganta al equipo del alemán Thomas Tuchel, que acumula tres partidos sin ganar, algo insospechado en un conjunto que ha arrasado a lo largo del curso y que antes del tropiezo frente el Estrasburgo llevaba veintiséis victorias, dos empates y una sola derrota en los veintinueve encuentros que había jugado.

El PSG, que era el equipo menos goleado de las grandes ligas europeas antes de encajar diez goles en tres partidos, afrontó el duelo de Nantes con un once de circunstancias. Inusual y desconocido. Por las numerosas bajas por lesión y sanción pero también por algunas decisiones, inexplicables, de su técnico.

Tuchel dejó fuera del partido a Kylian Mbappe. La versión oficial fue por descanso a pesar de que el plantel parisino no tiene compromisos de relevancia en lo que resta de curso a excepción de la final de la Copa de Francia ante el Rennes, el próximo 22 de abril.

La ausencia de Mbappe amplió el catálogo de ausencias: Neymar, Edinson Cavani, Ángel Di María, Marquinhos, Thiago Silva y Thomas Meunier lesionados; Juan Bernat y Marco Verrati lesionados. Una nómina de desconvocados que devaluó notablemente el potencial del campeón.



Aún así, el París Saint Germain tomó ventaja en el marcador gracias a un gran gol de Dani Alves, que ejecutó un potente disparo desde fuera del área tras recibir un balón de Leandro Paredes.

Pero en tres minutos el Nantes, que no hace mucho pujaba por escapar de un descenso del que ya se ha alejado, enmendó la situación cuando el brasileño Diego Carlos cabeceó un saque de esquina de Valentin Rongier y superó a Gianluigi Buffon.

Antes del descanso el cuadro local se puso por delante. Consumó la remontada el ghanés Majee Waris, que culminó una gran acción del senegalés Kalifa Coulibaly y un buen pase de Samuel Moutoussamy.

Lejos de la reacción el París Saint Germain se enredó en un juego precipitado y desordenado que facilitó el juego al contraataque del cuadro de Patrick Collot. El Nantes logró el tercero otra vez en un saque de esquina aprovechado, de nuevo por Diego Carlos, que llevó a la red una pelota suelta y mal defendida por el equipo de Tuchel.



La entrada de Colin Dagba y del turco Metehan Guclu, de veinte años cada uno, recursos en el banquillo, mejoró algo el aspecto del PSG, que acortó distancias gracias al otomano. En su debut con el primer plantel parisino, Guclu marcó.

No bastó. El París Saint Germain no pudo evitar a pesar de su acoso final marcharse del estadio de la Beaujoire con una nueva derrota, la tercera en lo que va de curso, y sin la consecución de un título que volverá a intentar amarrar el próximo domingo, en el Parque de los Príncipes ante el Mónaco.

Síguenos en Facebook