La Paz - El entrenador brasileño Thiago Leitao asumió este lunes la conducción del Aurora de Cochabamba con el reto de sacar al 'equipo del pueblo' de la última ubicación en la clasificación del torneo Apertura del fútbol boliviano.

Leitao, que asumirá en reemplazo del boliviano Marcos Ferrufino, fue presentado en la sede del Aurora por el gerente del club, Mirko Cornejo, quien agradeció al brasileño por llegar a ayudar al equipo "en este momento tan duro" en el que están "urgidos de puntos" y necesitan "sumar y subir en la tabla".



"Lo que esperamos del profesor Leitao es que haga lo que sabe, que nos ayude a tener más contundencia en el campo, mantener resultados y poder ascender en la tabla y salir de este pozo", dijo.

Por su parte, Leitao señaló que el principal objetivo en esta competición será "dejar al equipo lo más alto posible en este torneo" y ya en el próximo se podrá pensar en pelear por una clasificación a una competencia internacional.

"Estoy convencido de que Aurora no merece estar donde está y estoy convencido también de que lo podemos sacar", manifestó el brasileño.

Según Leitao, esto "no va a ser fácil", pues cada club tiene sus propias metas, ya sea pelear por el título o por un cupo a los torneos internacionales.



Por ello, consideró que cada encuentro "va a ser una final" y comprometió un trabajo duro para lograr su meta inmediata.

El relevo en el banco del Aurora se produce después de su derrota por 1-2 en el clásico de Cochabamba ante el Wilstermann.

Tras 16 fechas disputadas en el torneo Apertura, el Aurora ocupa el último lugar en la clasificación con 12 unidades producto de tan solo tres victorias y tres empates.

En la décima séptima jornada, el 'equipo del pueblo' visitará el sábado en Santa Cruz al Destroyers, que ocupa el puesto doce entre los catorce equipos que disputan el campeonato local y tiene un punto más que el Aurora.



Leitao desarrolló la mayor parte de su carrera como futbolista en Bolivia, donde militó en clubes como el Wilstermann, el Oriente Petrolero, el Bolívar, The Strongest y el Sport Boys.

En 2018 se desempeñó como asistente técnico del boliviano Álvaro Peña al frente del Wilstermann.

Sin embargo, fue cesado del cargo en agosto pasado tras un incidente con el centrocampista argentino Cristian 'Pochi' Chávez en el que llegaron a las manos en medio de un partido. EFE

Síguenos en Facebook