Barcelona, 14 mar (EFE).- El jugador azulgrana Ousmane Dembélé se lesionó en el partido de vuelta de octavos de la Champions ante el Lyon, el cuarto problema físico de gravedad que sufre el futbolista desde su llegada al equipo en agosto de 2017.

Hasta entonces, la única lesión de importancia sufrida fue un problema en el músculo flexor de la cadera cuando jugaba en el Borussia Dortmund.



Fue precisamente un mes después de su fichaje por el club azulgrana cuando una rotura del tendón del bíceps femoral del muslo izquierdo, en un partido contra el Getafe, lo mantuvo apartado del terreno de juego durante 106 días y un total de 20 partidos.

El jugador, de 21 años, fue intervenido por el doctor Sakari Orava en Finlandia. Esa lesión corresponde a la dolencia más prolongada en su historial y no volvió a disputar un partido con el FC Barcelona hasta enero de 2018.

Diez días después de reincorporarse, el delantero francés sufrió un desgarro muscular que le impidió jugar durante 26 días. A principios de año, el azulgrana sufrió un esguince mientras disputaba un partido liguero frente al Leganés. Volvió algo más de dos semanas después, en la que fue, hasta ayer, su última ausencia con el Barça.

Síguenos en Facebook