Una treintena de personas fueron detenidas la noche de este sábado en Buenos Aires en los disturbios desatados antes de la celebración del partido de vuelta de la Copa Libertadores de América en el Estadio Monumental. El encuentro fue suspendido después de que tres jugadores del Boca Juniors resultaran heridos tras sufrir el impacto de piedras lanzadas por hinchas del River Plate cuando trataban de acceder en autobús al estadio.

Fuertes enfrentamientos tuvieron lugar en la zona de avenida Libertador y Monroe entre policías y aficionados del River, quienes lanzaron piedras a las fuerzas del orden y fueron respondidos con balas de goma y gases lacrimógenos.



El juego se llevará a cabo finamente este domingo a las 17:30 (hora local).

Síguenos en Facebook