Luis Enrique Martínez, seleccionador español, analizó el decisivo encuentro de Zagreb ante Croacia, en el que se juega el pase a la fase final de la Liga de las Naciones, con deseo de ver a sus jugadores "en ambiente hostil ante una selección herida" y con la obligación de ganar.

"No va a tener nada que ver el partido de Zagreb con lo de Elche, sin duda, porque las situaciones de los equipos cambian muy rápido, pero es un partido muy bonito de preparar y jugar, no hay otra opción que ganar", afirmó.



"Dependemos de nosotros, como Croacia siendo tercera. No esperábamos otra cosa pese a ganar los dos primeros partidos. Estamos jugando contra dos de las mejores selecciones del mundo y estoy deseando ver a mis jugadores en ambiente hostil, ante una selección herida por la goleada del primer partido. Vamos a jugar al ataque, saldremos a ganar y a meter goles", añadió.

España tendrá que reaccionar al varapalo inesperado recibido ante Inglaterra que frenó su camino en la primera edición de la Liga de las Naciones. "Contra Inglaterra me quedé con una sensación agridulce, bastante más tirando a lo agrio".

"Tras analizar el partido ves que es muy difícil ante una selección como Inglaterra si te hace daño en tres golpes, pero el equipo se rehizo tras cometer errores individuales. Reaccionamos y la lastima fue que no llegamos a tiempo de conseguir algún punto. Tenemos que tener fe de ser mejor que el rival, jugar bien, presionar bien, ser solidarios, hacer todo en bloque y esperar que los jugadores estén en su mejor versión", deseó.

Aunque Luis Enrique señaló que algunos jugadores estarán siempre por su importancia, aunque no atraviesen su mejor momento, entre ellos no incluyó a Marco Asensio y Rodrigo Moreno que se mantienen en la convocatoria pero atraviesan un bajón de rendimiento.



"No sería justo para los jugadores individualizar por no marcarlos. A lo largo de la temporada tienen momentos altos y bajos. No he visto a nadie que esté en sobresaliente toda la temporada. Cada caso se trata de manera individual. Algunos aportan al equipo a pesar de no estar en su mejor momento y van a seguir viniendo, otros es importante como se encuentran en el día a día. No hay una norma general porque cada jugador es diferente", especificó.

"Cada caso lo trataremos en su momento. Me gustan mucho estos dos jugadores (Asensio y Rodrigo), pero si su rendimiento no es el óptimo para ayudarnos, si sus tendencias en los clubes se alargan en el tiempo, si influye. Cada caso será tratado de manera individual. Siguen viniendo pero la lista se alarga, la competencia es exagerada y me parece bien, así al jugador lo tienes preparado, pensando que si no viene él lo hace otro y la selección puede seguir ganando", sentenció.

Síguenos en Facebook