Sochi (Rusia) - Gabriel Fernando de Jesús, con 21 años el más joven de la lista de 23 jugadores que se alista para disputar el Mundial de Rusia, afirmó este jueves que pretende alcanzar un espacio en la historia del fútbol brasileño, pero matizó que su primer objetivo es ayudar al equipo a conquistar el título.

"Quiero poner mi nombre en la historia de Brasil", enfatizó el punta del Manchester City durante una conferencia de prensa tras el entrenamiento en el que el seleccionador Tite confirmó el once titular.



Gabriel Jesús, punta de un rombo ofensivo que la Canarinha exhibe sin derrota y con muchos goles, y que completan Neymar, Coutinho y Willian, se mostró respetuoso con los ídolos brasileños del pasado e incluso declinó una aspiración de convertirse en goleador de su primer Mundial.

Estos cuatro jugadores han marcado 34 goles de los 47 de Brasil en la era Tite.

"Tenemos que tener en cuenta a los que hicieron historias. No quiero borrar el nombre de alguien, quiero poner mi nombre al lado de ellos", enfatizó el de Sao Paulo.

"Nuestro foco aquí es el juego colectivo. Si funcionamos bien, aparecerá lo individual", declaró.



Garantizó que será feliz si los goles los marcan otros pues su deseo es ayudar con asistencias, con esfuerzo y marca.

Destacó de la Canarinha la cualidad de mantener equilibrio y calidad incluso cuando se presentan los camios.

"El colectivo de Brasil es muy fuerte, muy bueno. El profesor sustituye y el nivel queda lo mismo, o incluso más alto", añadió.

Sobre su condición de jugador más joven, dijo sentirse arropado y visto "como un muchacho que viene para ayudar".



Sobre revanchas por derrotas pasadas o adversarios que quisiera encarar, Gabriel Jesús fue enfático: "Nunca voy a soñar con una final con determinada selección. Solo quiero estar en una final con Brasil".

Síguenos en Facebook