Lyon - Fernando Torres, delantero del Atlético de Madrid, levantó en el Parc Olympique Lyonnais su primer trofeo como jugador rojiblanco después de la victoria de su equipo por 0-2 frente al Olympique Marsella en la final de la Liga Europa.

Torres, que hasta este miércoles tenía un gran palmarés con todo tipo de títulos, jamás había conseguido uno con el Atlético de Madrid. Con anterioridad, ganó dos Eurocopas y un Mundial con la selección española y una Copa de Inglaterra, una Liga Europa y una Liga de Campeones con el Chelsea.



Pero en las filas del conjunto rojiblanco, en el que ha militado en dos etapas diferentes entre 2001 y 2007 y desde 2015 hasta la actualidad, jamás había conseguido ganar nada.

Por eso, y por su salida del club cuando acabe el curso anunciada de forma oficial el pasado 9 de abril, el capitán Gabi Fernández, encargado de levantar la copa que acredita al Atlético como campeón de la Liga Europa, cedió ese honor a un jugador que se despedirá el próximo fin de semana cuando se enfrente en Liga en el Wanda Metropolitano al Eibar.

Torres inició en el banquillo el choque ante el Olympique Marsella y, en el minuto 90, su entrenador Diego Simeone decidió sacarle al terreno de juego para sustituir a Antoine Griezmann. En ese momento, Fernando Torres se llevó la ovación de toda su afición presente en el Parc Olympique Lyonnais.

Después del pitido final y de las primeras celebraciones sobre el césped, el ex futbolista Eric Abidal colocó el trofeo sobre un pedestal en el terreno de juego y, allí, el presidente de la UEFA, el esloveno Alksander Ceferin, junto al rey Felipe VI, entregó la copa al jugador del Atlético de Madrid.



Torres, por primera vez en su vida, levantó un trofeo con la camiseta del Atlético de Madrid y la foto quedó para la historia del conjunto colchonero. Uno de sus jugadores míticos, después de once temporadas, sonrío con un título bajo el brazo.

"He cumplido mi sueño y este título es un final fantástico"

"En lo personal, es un final fantástico y ahora queda disfrutar de mi último partido como atlético con todo, porque luego llega el final y se que va a ser muy duro", explicó a beIN Sport tras el partido que su equipo ganó al Olympique Marsella por 0-3.

Añadió que, a nivel sentimental, este título lo coloca "en lo mas alto", a la altura de los conseguidos en otras etapas de su carrera o con la selección ya que es el primero que gana con el club de su vida. "Cuando uno tiene sueños de pequeño, este era el mío, ganar un título con mi equipo. Los sueños se pueden cumplir con trabajo, lucha y sacrificio como me ha enseñado el club", abundó.



"Siento una felicidad difícil de explicar -añadió- ya que, después de mucho tiempo, tener la oportunidad de volver a este equipo campeón hace realidad un sueño que tenía desde pequeño y supone un orgullo por pertenecer a este grupo que ha cambiado la historia del Atlético".

También abogó por ser ambiciosos "porque esto no es un título, es muchísimo más, el comienzo de algo mas grande" y dedicó la Liga Europa recién conquistada a toda la afición atlética.

"Pertenecer a este grupo está por encima de haber ganado un título. Es gente trabajadora y humilde que sabe lo que es el Atlético y estoy orgulloso de ellos", concluyó Torres.




Síguenos en Facebook

Últimas noticias