Londres - El entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, reconoció este miércoles, tras caer por 1-2 ante el Basilea en los octavos de final de la Liga de Campeones, que hicieron un buen primer tiempo, pero que en la segunda parte se olvidaron de atacar.

El City, pese a la derrota, consiguió el billete a los cuartos de final de la máxima competición continental gracias a la renta de 0-4 que traían de Suiza, aunque rompió una racha de 39 partidos en casa sin caer, desde que lo hicieran ante el Chelsea en diciembre de 2016.



"Nunca es fácil jugar con una ventaja de 4-0. Lo intentamos, habíamos hablado de ello y creo que durante la primera parte demostramos que queríamos ganar el partido. Creamos muchas oportunidades y lo hicimos bien", explicó el catalán en la cadena BT Sport.

"Pero después del 1-1, en la segunda parte, dejamos de hacerlo. Solo nos pasábamos la pelota entre nosotros y eso no es fútbol", añadió.

Respecto a sus jugadores, el técnico español calificó como "importantes" los 90 minutos disputados por Gabriel Jesús, autor del primer tanto del encuentro, porque "cuando estás fuera por una lesión de larga duración es necesario encontrar el ritmo para volver".

En cuanto a Phil Foden, quién a sus 17 años se ha convertido en el futbolista inglés más joven en disputar una ronda final de la Champions League, Guardiola destacó que fue el único "que en la segunda parte intentó ser agresivo".



Pese a esta derrota, segunda de esta Liga de Campeones tras la cosechada en Ucrania ante el Shakhtar Donetsk (2-1), el Manchester City amarró su objetivo y estará en el bombo de los ocho mejores equipos de Europa el próximo 16 de marzo, junto a Liverpool, Real Madrid y Juventus, que también sellaron su pase.

Síguenos en Facebook

Últimas noticias