Aumenta el índice de nacimientos prematuros en EEUU por segundo año seguido

  • EFE -
Miami - El índice de nacimientos prematuros, la principal causa de mortalidad infantil en Estados Unidos, aumentó en 2016 por segundo año consecutivo después de casi una década de reducción, según un estudio publicado hoy por March of Dimes, organización dedicada a la salud de madres y bebés.

Más de 380.000 bebés nacen prematuramente cada año en Estados Unidos y enfrentan una mayor probabilidad de muerte antes del primer año de vida, discapacidades o problemas de salud crónicos.

Según March of Dimes, en 2016 nacieron prematuramente 8.000 bebés más, un incremento anual en el índice de 9,6 % al 9,8 % del total de nacimientos, según datos del Centro Nacional de Estadísticas de la Salud.

El Boletín de Calificaciones de los Nacimientos Prematuros indica además que las madres y sus bebes enfrentan un mayor riesgo de nacimiento prematuro según la raza y región del país.

Stacey D. Stewart, presidente de March of Dimes, expresó que este índice empeoró en 43 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico, y entre todos los grupos raciales/étnicos.

"Esta es una tendencia inadmisible que requiere atención urgente", consideró.

Por contra, permanecieron sin cambios en tres estados (Alabama, Arizona y Washington) y mejoraron solamente en cuatro estados (Nebraska, Nuevo Hampshire, Pensilvania y Wyoming).

Entre las 100 ciudades del país con mayor cantidad de nacimientos, según datos de 2015, Irvine (California) tiene la menor tasa de nacimientos prematuros (5,8 %) y Cleveland (Ohio) registra la más alta (14,9 %).

Las mujeres afroamericanas tienen un 49 % más de probabilidades que las mujeres blancas de tener un parto prematuro, porcentaje que se reduce al 18 % más en el caso de las mujeres de los pueblos indígenas y nativos de Alaska.

Los bebés que sobreviven a un nacimiento prematuro (antes de las 37 semanas de embarazo) suelen tener graves problemas de salud durante toda su vida, entre ellos, problemas respiratorios, ictericia, pérdida de la visión, parálisis cerebral y discapacidades intelectuales.

Según la Academia Nacional de Medicina, además de la pérdida de vidas, los nacimientos prematuros representan un costo médico y social de más de 26.000 millones de dólares al año.

Para contrarrestar esta situación, March of Dimes pide expandir la investigación científica para identificar las causas desconocidas de los nacimientos prematuros y encontrar nuevas formas de evitarlos.

En este sentido, destaca que las condiciones de vida y trabajo, como el cuidado de salud, la vivienda, la seguridad de los vecindarios, la seguridad alimentaria y los salarios, influyen "profundamente" en los nacimientos.

La organización pide aumentar las campañas educativas destinadas a las mujeres en edad fértil y a los profesionales de la atención médica y promocionar políticas que prioricen la salud de madres y bebés.

Síguenos en Facebook

Recomendado