12 beneficios del kiwi que no conocias

  • AGENCIAS -
¿Por qué es tan bueno? Exótico, agridulce y fresco, el kiwi es una fruta que no debería faltar en tu dieta. Su pulpa brillante de color verde esmeralda y sus pequeñas semillas color negro son ricas en antioxidantes, vitaminas, minerales y nutrientes que tendrían grandes beneficios para tu salud.

Fortalecen el sistema inmunológico, regulan los niveles de colesterol, combaten la hipertensión y mucho más. Entérate aquí de todas sus bondades.

1 Poderoso antioxidante

Cuando se habla de vitamina C, por lo general se piensa en la naranja y el limón, sin embargo, según un estudio de la Universidad de Rutgers, en EE.UU., el kiwi tiene casi dos veces más cantidad que cualquier cítrico. Una porción contiene el 240% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, lo que hace de esta fruta una poderosa opción antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres y retrasar el envejecimiento.

Poder nutritivo

El estudio de la Universidad de Rutgers, en el que se evaluó el poder nutritivo de 27 frutas, concluyó además que el kiwi también supera al plátano como fruta de poco sodio y mayor nivel de potasio. Es una buena fuente de vitamina E baja en grasas, el doble de la que contiene un aguacate; es especialmente rico en luteína, por encima de las espinacas y una excelente fuente de fibra dietética, cuatro veces más que una taza de apio picado.

2 Fortalece el sistema inmune

Cuando andas bajo de defensas puedes ser más susceptible a ser atacado por alguna enfermedad, como un resfriado, sin embargo, el consumo regular de kiwi podría ayudarte a potenciar el sistema inmune gracias a que contiene ácido fólico y vitamina C, nutrientes clave para la producción de glóbulos rojos y blancos, así como de los anticuerpos que defienden al cuerpo del paso de los microbios y las infecciones.

3 Te pone de buen humor

Otro de los beneficios de la vitamina C en el kiwi es su potencial para mejorar el estado de ánimo de una persona y aportarle energía extra, según un estudio de la Universidad de Otago en Christchurch, Nueva Zelanda. De acuerdo con los científicos, la vitamina C ayuda a activar una serie de enzimas que mejoran los niveles de la energía metabólica y ayudan a que diferentes neurotransmisores en el cerebro incrementen su energía.

4 Guardián del corazón

Comer dos o tres kiwis al día tiene los mismos beneficios para el corazón y las arterias que tomar una pastilla de ácido acetilsalicílico (aspirina), pero sin efectos secundarios, toda vez que ayuda a adelgazar la sangre, reducir la formación de coágulos y los niveles de trigliceridos, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Oslo, Noruega. El ácido propeolítico que contiene sería el responsable de favorecer la circulación.

5 Combate la hipertensión

Incluir dos o tres piezas de kiwis en tu dieta regular sería una excelente opción para mantener a raya la presión arterial y disminuir el riesgo de daño en otros órganos vitales (corazón, cerebro, riñones y ojos), según un estudio del Hospital Universitario de Oslo, en Noruega. El kiwi es rico en luteína, un potente antioxidante, y "seguramente allí esté su poderoso secreto para reducir la presión", aseguran los investigadores.

6 Ayuda a la digestión

El kiwi es una excelente fuente de fibra dietética (tanto soluble como insoluble), ideal para mejorar el tránsito intestinal, y contiene actinidina, una enzima que ayuda a estimular el proceso digestivo y a asimilar de forma más rápida y eficaz las proteínas contenidas en otros alimentos, así se asegura un estudio de la Universidad de Massey, en Nueva Zelanda.

7 Aliado contra el estreñimiento

Si sufres de estreñimiento o constipación intestinal, incluir kiwi en el desayuno podría ser un excelente remedio para acabar con las molestias. Natural Standard refiere que el consumo de dos kiwis al día aumentaría el número y la frecuencia de las deposiciones en pacientes con síndrome de intestino irritable y problemas de estreñimiento, toda vez su alto contenido en fibra actúa como un laxante que no irrita el intestino.

8 Para bajar de peso

Comer kiwis regularmente puede ser una excelente opción para perder peso. Los kiwis son bajos en grasa y carbohidratos, genera saciedad y su riqueza en vitamina C te ayuda a quemar más calorías. Un estudio de la Universidad del Estado de Arizona, en EE.UU., halló que al cuerpo le resulta más fácil quemar grasa si cuenta con niveles adecuados de vitamina C, toda vez que estimula la función de la carnitina, una sustancia que ayuda a quemar grasa.

9 Para el cuidado de la piel
Su poder antioxidante pueden retrasar los efectos del envejecimiento en el cuerpo, incluyendo los cambios en el grosor de la piel, elasticidad y firmeza. Además, la vitamina C que contienen es clave para producir colágeno, la proteína que da a nuestra piel su estructura y la mantiene firme y saludable, y es una buena fuente de vitamina E que ayuda a disminuir las líneas faciales y combatir las arrugas.

10 Amigo de tus ojos

El kiwi es rico en luteína, un pigmento antioxidante presente de forma natural en la retina y que actúa como un filtro para evitar los daños que los rayos del sol pueden ocasionar a nuestra vista. Consumir una dieta con gran cantidad de luteína puede reducir el riesgo de desarrollar degeneración macular (enfermedad crónica en los ojos) y cataratas, según la Asociación Americana de Optometría (AOA, por sus siglas en inglés).

11 Contra la anemia

Otra de las bondades de la vitamina C del kiwi es que aumenta la absorción del hierro que consumimos en el torrente sanguíneo, con lo que se podría prevenir y combatir la anemia, una condición en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos para transportar oxígeno a los tejidos, lo que puede producir síntomas como fatiga, dolor en el pecho, tez pálida, mareos, manos y pies fríos y deterioro cognitivo entre otros.

12 Para huesos más fuertes

Los nutrientes necesarios para huesos fuertes y prevenir la osteoporosis son el calcio, el fósforo, el magnesio, el potasio y las vitaminas C, D y K. El kiwi es rico en fósforo (esencial para la mineralización del hueso), magnesio (regula la absorción y asimilación del calcio) y potasio (evitar la eliminación del calcio), mientras que la vitamina C que contiene ayuda a la fijación del calcio y previene la acción acidificante de otros alimentos.

Diana Gomez

Síguenos en Facebook

Recomendado