Bachelet, Piñera y los obispos piden a chilenos recibir al papa con respeto

  • EFE -
Santiago de Chile - La presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el mandatario electo, Sebastián Piñera, y la Conferencia Episcopal pidieron hoy a los chilenos que reciban con respeto, paz y alegría al papa Francisco, que este lunes iniciará una visita de tres días a las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique.

En vísperas de la llegada del pontífice, varias iglesias católicas fueron atacadas la madrugada de este viernes por desconocidos que lanzaron objetos incendiarios y dejaron panfletos que exigían la libertad de comuneros mapuches que están en prisión.

Además, un grupo de manifestantes pertenecientes al movimiento vecinal ocupó momentáneamente la sede de la Nunciatura Apostólica, donde se alojará Jorge Mario Bergoglio durante su estancia en Chile.

La presidenta Bachelet, que hoy encabezó una reunión en el Palacio de La Moneda para ultimar los preparativos de la visita del pontífice, hizo un llamamiento a los ciudadanos para que le reciban en un clima de respeto,

"Quiero invitarlos a que vivamos esta visita en un clima de respeto, solidaridad y alegría entre nosotros", señaló la mandataria, quien enfatizó que este ánimo es el que debe primar en cada visita de un dignatario extranjero que visita el país.

"Nuestro deber como Estado es garantizar a las miles de personas (...) la tranquilidad de que se han considerado todos los detalles para resolver cualquier situación que se pueda presentar", declaró la jefa de Estado en relación con la seguridad durante las actividades que llevará a cabo en Chile Jorge Mario Bergoglio.

El presidente electo, Sebastián Piñera, también condenó los ataques incendiarios contra varios templos católicos ocurridos este viernes al manifestar que "el odio y la intolerancia no pueden primar por sobre el respeto y el estado de derecho".

"Condeno los actos de violencia contra iglesias (en los municipios de) Peñalolén, Estación Central y Recoleta esta madrugada", escribió Piñera en su cuenta de Twitter, donde pidió recibir al papa "con alegría y en paz".

En tanto, el Arzobispado de Santiago hizo pública una declaración en la que lamenta los ataques con bombas incendiarias ocurridos esta madrugada en la parroquia Santa Isabel de Hungría de Estación Central, las capillas Emmanuel de Recoleta y Cristo Vencedor de Peñalolén, y los ataques frustrados al Santuario Cristo Pobre de Matucana y la Parroquia Jesús Maestro de Estación Central.

"Nos duelen profundamente estos hechos, que contradicen el espíritu de paz que anima la visita del papa al país. Con humildad y serenidad pedimos a quienes han realizado estos actos reflexionar sobre la necesidad de que exista respeto y tolerancia entre todos, para construir una patria de hermanos".

Los obispos sostienen que estos ataques incendiarios "no representan en absoluto el sentir de la inmensa mayoría de la población" y recuerdan que el mensaje de Jesús que el papa llevará a Chile es "Mi Paz os Doy".

Síguenos en Facebook

Recomendado