Fiscalía acusa de asociación ilícita a vicepresidente, a su tío y excontralor

  • EFE -
Quito - La Fiscalía General del Estado ecuatoriano acusó hoy al vicepresidente sin funciones, Jorge Glas, a su tío Ricardo Rivera y al excontralor Carlos Pólit por el presunto delito de asociación ilícita en la trama de sobornos de la constructora Odebrecht.

El Fiscal General, Carlos Baca, presentó 28 elementos de convicción que demostrarían la participación del vicepresidente en el delito de asociación ilícita, 39 para su tío Ricardo Rivera por la misma falta y una decena contra el excontralor Carlos Pólit, prófugo de la justicia y también vinculado en otro caso de concusión de la misma trama de sobornos.

"Ha concluido la parte en la que la Fiscalía General del Estado ha sustentado con base la acusación en contra de los 13 procesados que se encuentran en este momento investigados por la asociación ilícita", manifestó Baca al término de la sesión de hoy.

El fiscal prosiguió con que su departamento presentó al juez uno por uno los elementos de convicción que sustentan tanto la materialidad de la infracción, es decir, la existencia de la asociación ilícita, como cada uno de los elementos que sirven para acusar a cada procesado.

La de hoy fue la segunda jornada de audiencia de evaluación y preparatoria de juicio contra los procesados por asociación ilícita.

El fiscal avanzó que las vistas preparatorias a la posible apertura de juicio continuarán mañana, viernes, y que se esperan "jornadas largas y muy importantes para la Justicia de este país".

Una vez completada la sustentación de elementos de encausamiento, queda por delate otra fase en la que se completará la relación fiscal con elementos jurídicos y doctrinarios, la solicitud de medidas cautelares, así como audiencias con las intervenciones de la Procuraduría general y los abogados defensores, adelantó Baca.

El miércoles, al inicio de la instancia, la Fiscalía descartó presentar cargos contra cinco procesados, cuatro brasileños -entre ellos, José Conceicao Santos, exdirector de Odebrecht en Ecuador- y un ecuatoriano.

La trama de corrupción versa sobre cinco contratos adjudicados a la constructora brasileña por el Gobierno del expresidente Rafael Correa y que en este contexto, el vicepresidente electo se habría beneficiado de 13,5 millones de dólares en sobornos pagados entre 2012 y 2016, indicaron medios locales.

En caso de que la Corte acoja la argumentación de la Fiscalía, Glas, en prisión preventiva en una cárcel de Quito desde el pasado 2 de octubre, se convertiría en el político de más alto rango en sentarse en el banquillo de los acusados salpicado por el escándalo de corrupción de la trama Odebrecht.

Glas en todo momento ha defendido su inocencia y achaca su situación a una persecución política y mediática.

La Justicia ecuatoriana había desestimado el habeas corpus y los recursos presentados por su defensa argumentando que no se ha seguido el debido proceso.

En diciembre pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht pagó 788 millones de dólares en sobornos en doce países de Latinoamérica y Africa.

En el caso de Ecuador, dicho informe señala que entre 2007 y 2016 la constructora brasileña pagó sobornos por valor de más de 35,5 millones de dólares a "funcionarios del Gobierno", lo que supuestamente le generó unos beneficios de más de 116 millones de dólares.

César Montúfar, letrado acusador particular consideró que los elementos hallados contra Glas abren la posibilidad de que se le investigue por otros delitos en el futuro.

"Creemos que estos son elementos que van a contribuir de forma importante para demostrar no solo la vinculación, la autoría de Jorge Glas en el delito de asociación ilícita, sino también la posibilidad de otros procesos de investigación e instrucción fiscal por cohecho o concusión", declaró a las puertas de la Corte Nacional de Justicia, donde se dilucida el caso.

Síguenos en Facebook

Recomendado