Daisy Ridley: "No tengo miedo de que me recuerden sólo por hacer de Rey"

  • EFE -
Londres - La británica Daisy Ridley, una de las protagonistas de "Star Wars: The Last Jedi", asegura, en una entrevista con Efe en Londres, que no tiene "ningún miedo" de ser recordada únicamente por su papel de Rey en la saga galáctica, aunque le gustaría que se acordaran de ella "por ser simplemente Daisy".

En la octava entrega de la saga, la penúltima del mundo fantástico creado en 1977 por George Lucas, Ridley (Londres, 1992) vuelve a dar vida a la valiente e intrépida Rey. Esta vez, la joven ha viajado en el Halcón Milenario al planeta Ahch-To para buscar al maestro Jedi Luke Skywalker, en un encuentro con el que finalizó el anterior filme.

El objetivo: convertirse en su aprendiz, empezar a entrenarse e iniciarse en los caminos de la Fuerza para hacer frente así al tenebroso Kylo Ren (Adam Driver) y al Líder Supremo Snoke (Andy Serkis).

"Sinceramente, no creo que Rey sea la protagonista de la historia. Lo maravilloso de Star Wars es que hay muchos protagonistas, y todos son importantes. Rey no sería Rey sin Finn o sin BB-8, al igual que Leia no sería Leia sin Luke, y Luke no sería Luke sin Han Solo", declaró la intérprete.

"Es una colaboración maravillosa de relaciones. Star Wars lo hace de forma magistral y por eso conecta tanto con la gente. No creo que esté haciendo el papel de una heroína; Rey es sólo un ser humano que quiere aprender y crecer", contó.

Ridley, que viste una camiseta con tirabuzones de color púrpura, saluda en castellano con un marcado acento inglés -"Hola, ¿cómo estás? Una cerveza por favor. Lo siento, esto es lo único que aprendí con mis compañeros latinos durante el rodaje", dice sonriendo- y extiende la mano para el apretón de presentación de rigor.

Atiende a Efe en un lujoso hotel de Londres, a orillas del río Támesis, y responde a cada pregunta con una sonrisa de oreja a oreja, sin parecer acusar el carrusel de entrevistas y sin dejar de jugar con el anillo que luce en el dedo anular de la mano derecha.

"No tengo miedo de que me recuerden sólo por el papel de Rey", responde tras un par de segundos dubitativa. "De hecho, recibí un correo electrónico de una persona de Disney que me contrató como Rey y me dijo que fue maravilloso verme como Mary Debenham ("Murder on th Orient Express"), en un papel totalmente diferente", amplió.

"Tengo la inmensa suerte de ser parte de todo esto y de formar parte de otras producciones. No puedo cambiar la forma en la que otras personas me vayan a recordar, pero lo que sí me gustaría es ser recordada por ser Daisy Ridley", dijo.

Después de dos años de espera -'El despertar de la Fuerza' se estrenó en 2015-, la saga que inició Lucas hace 40 años y continuó J.J. Abrams hace dos, vuelve con su octava y esperada penúltima entrega, esta vez dirigida por Rian Johnson ("Brick" o "Looper").

"¿Diferencias entre J.J. y Rian? La verdad es que tienen más cosas parecidas que diferentes. Los dos son seguidores de la saga, son unos 'nerds' que están haciendo una película sobre una de las historias que más les gusta. Sin embargo, ven la saga de forma diferente, y eso es lo maravilloso de todo esto", explicó Daisy.

Por su parte, Rian Johnson, seguidor reconocido de Star Wars, se puso a los mandos del proyecto tomando el testigo de Abrams, quien será el encargado de completar, en 2019, la trilogía de la serie.

"Todavía no me creo que me hayan dejado trabajar en esto; no parece real", afirmó el director. "Tenía sólo cuatro años cuando se estrenó la primera película; fui en coche con mi padre y me dijo que estaba a punto de observar lo más increíble que él había visto nunca", rememoró.

"¡Es Star Wars! Hay un sentido de vértigo ahí: estás con Luke Skywalker, con la princesa Leia, con el Halcón Milenario... No he parado de tener 'flashbacks' de cuando era pequeño. Ha habido presión, pero también me he sentido muy bien, muy a gusto", subrayó Johnson.

La cinta, que al igual que su predecesora ha sido elogiada de forma unánime, es la penúltima de la saga, ya que dentro de dos años J.J. Abrams volverá a ponerse a los mandos del proyecto para completar la trilogía.

"Estas películas son como una carrera de relevos. Cuando empecé a escribir me senté con J.J. y le dije lo que estaba pensando, y ya al final le mostré la película y me dio su opinión. No ha estado muy involucrado en el proceso, como tampoco lo estuvo George Lucas", indicó.

"Ya he hecho mi trabajo y ahora me toca pasarle el testigo de nuevo a J.J. para el episodio IX, dar un paso a un lado, volver a ser un espectador más y disfrutarla como seguidor incondicional de la saga. Estoy deseando ver cómo termina todo", concluyó Johnson.

Síguenos en Facebook

Recomendado