Batman y Superman tratan de destronar a los Avengers

  • EFE -
El universo DC continúa tratando de acercarse al éxito de Marvel con "Justice League", una nueva aventura de sus superhéroes más populares en la que Ben Affleck, Henry Cavill y Gal Gadot se adentran en un mundo cada vez más oscuro aderezado con toques de humor.

Un humor que ha funcionado muy bien en la factoría Marvel, que lleva bastante ventaja a DC en sus adaptaciones cinematográficas, especialmente por sus historias de los Avengers, con dos entregas que han recaudado 1.518 y 1.405 millones de dólares, respectivamente, según la web especializada Box Office Mojo.

Mientras, "Batman v Superman: Dawn of Justice", se quedó el año pasado con solo 873 millones de dólares de taquilla, una cifra sin embargo bastante notable pese a las críticas que recibió la elección de Ben Affleck para encarnar al hombre murciélago.

Y suficiente para que Warner mantuviera sus planes de volver a reunir a Batman y Superman en un nuevo largometraje, acompañados de otros superhérores de la factoría DC, que se estrena hoy o mañana en todo el mundo.

Así, y pese a la muerte de Superman en la última película, estaba claro que el personaje se recuperaría de una u otra forma.

Primero, porque se anunció públicamente que Henry Cavill volvería a encarnarlo y segundo porque en el filme anterior se pudo ver que sobre la tumba del superhéroe kriptoniano la arena se movía, un signo de que esa muerte no iba a ser definitiva.

Junto a ellos, Gal Gadot como Wonder Woman, que en su primera película en solitario ya demostró tener un fuerte tirón popular y que repite ahora como elemento esencial de esa Liga de la Justicia creada por DC en 1960 como cómic y que integra un gran número de superhéroes.

Los principales son Batman, Superman y Wonder Woman, a los que en esta incursión cinematográfica se unen Aquaman, Flash y Cyborg.

Jason Momoa, que ya interpretó a Aquaman en "Batman v Superman", luce su espectacular envergadura como este superhéroe de los mares, en una competición de músculos con Cavill en la que es difícil designar al ganador.

El joven Ezra Miller, que se ha hecho popular en películas indies como "The Perks of Being a Wallflower" o "We Need to Talk About Kevin", repite igualmente como Flash y es el encargado de aportar los toques de humor y de humildad entre el resto de portentosos superhéroes.

Y el sexteto protagonista lo completa Ray Fisher como Cyborg en una película en la que hay una interminable lista de rostros conocidos, como Amy Adams, Diane Lane, J.K.Simmons, Jeremy Irons, Amber Heard, Joe Morton o Connie Nielsen.

Todos a las órdenes de Zack Snyder, experto en grandes producciones de acción como "300" o "Watchmen" y que ya fue el encargado del resurgir del personaje de Superman en "Man of Steel", así como de "Batman vs Superman: Dawn of Justice".

La historia es la habitual en estas películas. La Tierra está en peligro por la amenaza de unos brutales enemigos, en esta ocasión liderados por Steppenwolf, un gigantesco guerrero que regresa por obra y gracia de tres cajas que esconden una poderosa magia y que han estado durante miles de años custodiadas por las Amazonas, los Atlantes y los Hombres.

La unión de los superhéroes es lo único que puede acabar con ese malvado enemigo, pero el problema es que el más poderoso del lado de los buenos, Superman, está muerto.

Así empieza una aventura que por momentos evoca la épica de "The Lord of the Rings" y el ambiente decadente y sombrío de "The Dark Knight".

Un cuidado vestuario -que ha generado críticas por los escuetos atuendos de las amazonas-, coches futuristas y gadgets multiusos se unen a una espectacular puesta en escena con grandes decorados, persecuciones vertiginosas y explosiones monumentales para crear un puro entretenimiento con los adolescentes como claro objetivo.

Síguenos en Facebook

Recomendado