¿Cómo era el coche más largo del mundo en sus años dorados?

  • RT EN ESPAÑOL -
En el 2012, una empresa de Nueva York compró el vehículo en una subasta con el propósito de restaurarlo y exhibirlo en su museo.

¿Alguna vez se ha preguntado cuál es el automóvil más grande del mundo? Se trata del American Dream ('Sueño Americano'), una impresionante limosina de más de 30 metros de largo, que en 1989 consiguió el récord Guinness como el coche más largo del mundo.

El padre del American Dream fue el diseñador de coches para la industria del cine y la televisión estadounidense Jay Ohrberg, quien entre otros vehículos también dio vida al DeLorean de Marty McFly en 'Volver al futuro', el Panthermobile de la 'Pantera Rosa' o a Kitt, coprotagonista del 'Auto fantástico', según el portal 'Motor1'.

La limosina, que se basó en un Cadillac ElDorado de 1976, tenía 30,48 metros de largo y pesaba 10 toneladas, que eran desplazadas por dos motores V8 sobre 24 ruedas. Además de los múltiples asientos, incluía una cama de agua, un jacuzzi e incluso un helipuerto. Asimismo, contaba con dos cabinas de conducción, una en la parte delantera y otra en la parte trasera.

¿Cuánto costaba darse un paseo en el American Dream?

Durante su época de gloria, en los últimos años de la década de 1990, alquilar este coche costaba 10.000 dólares, mientras que su precio de venta oscilaba los 4 millones de dólares. El American Dream fue diseñado y construido con el fin de entrar en los registros del Libro Guinness de los Récords, por lo que como medio de transporte era ineficiente y nunca llegó a realizar viajes largos.

Este factor y su elevado costo de mantenimiento marcaron el fin de su gloria y durante varios años permaneció abandonado a la intemperie en un barrio de Nueva Jersey, donde las inclemencias del tiempo y la delincuencia hicieron su trabajo, hasta convertirlo en una granchatarra oxidada.



En el 2012, la empresa neoyorkina Automotive Teaching Museum compró la limosina en una subasta con el propósito de restaurarlo y exhibirlo en su museo. Pero han pasado ya cinco años y el coche más largo del mundo continúa en proceso de restauración. Solo queda esperar para ver si un día esta fastuosa limosina recuperará su brillo como en sus años dorados.



RT EN ESPAÑOL

Síguenos en Facebook

Recomendado