EEUU confirma subida aranceles a biodiésel argentino, según Gobierno de Macri

  • EFE -
Buenos Aires - Estados Unidos confirmó hoy aumentos de los aranceles al biodiésel de Argentina al considerar que los productores de ese país son vendidos a precios de 'dumping' y se benefician de subsidios del Estado, informó el Gobierno argentino, que amenazó con acudir a la Organización Mundial del Comercio.

En un comunicado, el Ejecutivo argentino indicó que el Departamento de Comercio de EE.UU. anunció la "determinación final" de existencia de "alegadas subvenciones" en una investigación realizada a las importaciones de biodiesél y estableció "márgenes de subsidios en niveles incluso superiores a los fijados preliminarmente".

"El Gobierno argentino reitera que no subsidia en forma alguna la producción o exportación de biodiésel. Los derechos de exportación aplicados al poroto de soja no constituyen de ninguna manera un subsidio en términos de las normas de comercio internacional", remarca el texto difundido por el Ministerio de Exteriores.

En agosto pasado, Estados Unidos decidió imponer -de forma preliminar- aranceles compensatorios de entre 50,29 % y 64,17 % al biodiésel procedente de Argentina, por considerar que está subsidiado y sus productores incurren en "prácticas desleales".

Desde entonces, Macri y otras autoridades de su Gobierno trasladaron a Washington su rechazo a esta medida e iniciaron un diálogo con sus representantes para tratar de llegar a una solución.

"Durante los últimos días se intensificaron las tratativas bilaterales entre ambos Gobiernos y los respectivos sectores privados involucrados para lograr un acuerdo que suspenda tanto la investigación antidumping como las alegadas subvenciones", recordó este jueves la Cancillería.

Sin embargo, estos esfuerzos, continúa el texto, "se vieron frustrados" frente a la falta de voluntad de llegar a un acuerdo por parte de la industria estadounidense, que se colocó en una postura "que resultó inaceptable", amparada por derechos preliminares "injustificadamente elevados".

Por delante queda una fase de investigación donde la industria del país norteamericano deberá probar ante la Comisión de Comercio Internacional que las importaciones argentinas "le causaron daño o amenazan con provocarlo".

"Cabe hacer notar que todos los indicadores de dicha industria son positivos y, lejos de demostrar perjuicio alguno causado por las importaciones argentinas, evidencian una actividad muy rentable", considera el Ejecutivo argentino.

El Gobierno de Macri aseguró que "continuará defendiendo los intereses de sus exportadores en la fase final de la investigación sobre subsidios, así como la de antidumping".

"Si la Comisión de Comercio Internacional no revirtiera esta decisión, el Gobierno argentino se reserva el derecho de recurrir al mecanismo de solución de diferencias de la OMC (Organización Mundial del Comercio)", concluye el comunicado.

En un acto el pasado martes durante una visita a Nueva York, Macri aseguró que la relación con Estados Unidos es "muy buena", pero admitió que ahora el principal "desafío" sigue siendo el comercio, además de resolver algunos "temas pendientes" como las exportaciones de carne o el biodiésel.

"Hasta ahora no hemos logrado muchos avances, pero estamos trabajando intensamente en ello", subrayó Macri, quien recordó su buena sintonía con el presidente estadounidense, Donald Trump, de quien recordó que conoció hace décadas "jugando al golf".

Síguenos en Facebook

Recomendado