GMT -4 Ago 20, 2014

Tragedia no suspende ‘presterío’ en Huancollo

Imprimir
Fuente
  • ERBOL -
Ni la trágica muerte de 12 personas, la explosión del carro cisterna, ni el incendio de una decena de vehículos pudieron paralizar la fiesta de San Juan que anualmente se desarrolla en la comunidad de Huancollo, distante a 60 kilómetros de La Paz y muy próxima a la frontera con la República del Perú.

El sonido de las matracas y el ritmo de la morenada no cesaron pese al dramático balance que dejó el accidente que se produjo en la carretera La Paz-Desaguadero.

Testigos circunstanciales del hecho indicaron que los prestes ignoraron el duelo ni se conmovieron con el dolor de los familiares que perdieron a sus seres queridos.

Los organizadores de la fiesta de San Juan no podían perder su inversión así por así, señalaron a Erbol.

El grupo de fraternos de una morenada que minutos antes del accidente había cerrado un carril de la carretera internacional, prosiguió con su presentación en la plaza principal del pueblo.

Entre el sábado y domingo la fiesta se prolongó con la presentación de grupos folklóricos y orquestas de prestigio.

María Elena Buitre, preste mayor de la fiesta de San Juan aclaró que los fraternos ya no se encontraban en la carretera en el instante del hecho.

“Como todos los años se celebra la festividad del niño San Juan Bautista. Desde más allá damos la vuelta para entrar a la plaza. Honestamente como es una carretera, todas las movilidades circulan por ahí. Toda la comparsa había subido y estaba por llegar a la plaza del pueblo. Ya estuvimos todos y ahí escuchamos un sonido y nos enteramos que se reventó la llanta de auto”, afirmó.

Un choque la causa del accidente

La invasión de carril de un vehículo de transporte público habría provocado la tragedia que cegó vidas humanas, dejó varios heridos y autos calcinados, dijeron a Erbol varios testigos del accidente de tránsito.

La movilidad que intento adelantar a los coches que se encontraban detenidos en la vía, chocó contra el camión cisterna que trasladaba alcohol a la República del Perú.

A las 18.15 horas del viernes 21, el conductor del motorizado de alto tonelaje, Juan Gabriel Martínez, al tratar de eludir al coche, colisionó con otro. El incidente dio pie a una acalorada discusión.

Minutos después, una fuga de alcohol de la cisterna provocó el incendio y la explosión que mató a varios pasajeros que se encontraban en los vehículos.

Mauricio Cárdenas, garzón del “presterío”, indicó que el chofer de la cisterna en su intento de frenar reventó una llanta, lo que arrastró a los autos retenidos

“Había dos jeeps que venían de Desaguadero a La Paz, uno intento rebasar al otro y entre los dos chocaron. Ahí (los conductores) discutieron, entonces todos los autos frenaron. Cuando vino la cisterna no pudo frenar. Una vez que hizo reventó la llanta delantera se volcó y arrastró a los otros”, agregó.

Según Cárdenas, la gente no abandonó los vehículos, pese a que se advertía fuga de alcohol de la movilidad accidentada.

“Vi tres autos quemados junto con el cisterna. Un minibús y jeep que solamente chocaron. Fui a abrir las puertas y no había nadie. Después nos fuimos al costado de la carretera, ahí vimos a dos cholitas saliendo en llamas, un moreno salió a ayudar pero ya no se pudo. Hemos intentado apagar el fuego y en 10 segundos murió. La otra señora murió calcinada”, indicó.
   

Tu Comentario

Scroll