Rodríguez: Decisión final sobre la demanda marítima sería tomada entre 4 y 6 meses después del juicio oral

  • ABI -
El embajador ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé (2005), informó el jueves que la decisión final de ese alto tribunal sobre la demanda marítima boliviana, instaurada contra Chile en 2013, sería tomada entre 4 y 6 meses después del juicio oral, este último fijado entre el 19 y 28 de marzo de este año.

"(Después del juicio oral) la Corte empieza a deliberar inmediatamente y con la práctica que se conoce puede tomar entre cuatro a seis meses, generalmente no es una fecha fija la emisión de una decisión final", dijo la autoridad en entrevista con la Red Patria Nueva.

La causa marítima boliviana interpuesta contra Chile en la CIJ ingresará en marzo en su recta final con la realización del juicio oral, etapa en que la defensa de Bolivia y Chile -según Rodríguez Veltzé- destacarán los aspectos más importantes y sobresalientes de sus alegatos escritos.

"Es prácticamente una reiteración de los aspectos más salientes y concluye el proceso y luego la corte debe emitir una decisión final", sostuvo el agente boliviano.

Bolivia impetró en 2013 una demanda contra Chile ante la CIJ para que cumpla los ofrecimientos hechos a lo largo de la historia de negociar una salida soberana al océano Pacífico, que le arrebató tras una invasión y guerra en 1879.

Asimismo, Rodríguez Veltzé informó que una vez iniciado el juicio oral, la CIJ difundirá la memoria y contra memoria de ese proceso.

Respecto a la reunión venidera del equipo jurídico nacional e internacional, programada para la próxima semana, dijo que en esa cita "se definirán las estrategias narrativas y contenidos que serán trabajados hasta el último día antes de la audiencia oral".

"Son trabajos complejos que requieren una coordinación permanente con cada uno de los profesionales del equipo jurídico", complementó y destacó la estabilidad y continuidad de los miembros de ese equipo.

Además, saludó la incorporación del Sacha Llorenti como co-agente de Bolivia ante la CIJ, cargo que estaba acéfalo desde hace cuatro años.

"Hemos dado la bienvenida al embajador Llorenti a este equipo, esperamos que esta última etapa congregue la unidad de todos los bolivianos, porque este es un tema que, más allá de cualquier diferencia, importa un sentimiento nacional fundamental", manifestó.

Síguenos en Facebook

Recomendado