Más de 150 bolivianos en Chile no pueden regresar porque no les pagan

  • ERBOL -
Más de 150 trabajadores bolivianos no pueden regresar al país debido a que no les pagan remuneraciones por su trabajo realizado para la empresa EMI Chile, que se declaró en quiebra, informó la Confederación Minera del país vecino (Confemin).

Según esta entidad, la empresa EMI Chile es una filial de la firma EMI Bolivia, que fue subcontratada por la empresa InterChile, para trabajar en el “megaproyecto” eléctrico Cardones-Polpaico, que consiste en la implementación de una línea de transmisión eléctrica de alto voltaje en una extensión de 753 kilómetros.

La empresa boliviana contrató a más de 200 trabajadores de diferentes partes de Latinoamérica, los cuales se han visto afectados por la declaración de quiebra de la misma, entre ellos compatriotas que no pueden volver a su país.

“En la actualidad residen en Chile más de 150 operadores bolivianos que no han podido volver a su país porque la empresa no ha cancelado las remuneraciones en el tiempo esperado”, dice la nota de prensa de Confemin.

De acuerdo con la Confederación, esta situación tiene a los bolivianos en “completo desamparo”, por lo que han tenido a que recurrir a diversas agrupaciones chilenas para poder alimentarse y tener un techo bajo el cual hacer frente a las frías temperaturas del norte de Chile.

El presidente de la Confemín, Hugo Paez Suarez, busca una solución al tema, en el entendido que lo que está en juego es la dignidad de los trabajadores, quienes se han visto afectados por la mala administración de una empresa que los trajo desde su país, prometiendo trabajo, desarrollo y progreso para ellos.

En términos legales, la ley de subcontratación de trabajo chilena señala que cuando la empresa subcontratada deja de atender los asuntos propios de la contratación de personas, será el mandante quien deba asumir la responsabilidad, en este caso, del pago de las remuneraciones de los trabajadores.

No obstante, las tramitaciones judiciales en búsqueda de sentencia y dictámenes pueden tardar mucho más del tiempo que los bolivianos puedan mantenerse dentro de Chile.

Según Confemin, el Cónsul adjunto boliviano, Juan Carlo Dueñas, planteó que “todos estos antecedentes deben y serán enviados a Bolivia, para articular desde allí lo que se hará para abordar la problemática”.

Por otra parte, el Presidente de la Confederación, indicó a la autoridad boliviana que “se despacharán todos los antecedentes que sean necesarios para dar una solución al conflicto”.

Síguenos en Facebook

Recomendado