Dinamita, gas y destrozos en choque entre policías y ebrios

  • EFE -
La noche entre jueves y viernes fue de violencia en la ciudad de Llallagua en el norte de Potosí, puesto que se desató un enfrentamiento entre efectivos policiales y personas en estado de ebriedad que pretendían seguir de fiesta, dejando un saldo de nueve heridos, además de destrozos a bienes públicos, reportó radio Pío XII de la Red ERBOL.

En Llallagua, por ley municipal, se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas a partir de las 23.00 en espacios públicos. La Policía intentó hacer cumplir la norma, pero la cooperativa minera 20 de Octubre realizaba una serenata nocturna por su aniversario.

Los uniformados trataron de desalojar a las personas que bebían en la avenida 10 de Noviembre, lugar de la serenata, pero los mineros se resistieron y respondieron con la detonación de dinamitas.

La situación empeoró cuando jóvenes que estaban en karaokes salieron a la calle para oponer resistencia al contingente de la Policía.

Los efectivos del orden usaron gases lacrimógenos para dispersar a la multitud beligerante. Según el reporte, el enfrentamiento duró unas dos horas, en las cuales hubo explosiones de dinamita y pedradas.

Los mineros se dispersaron, pero los jóvenes se mantuvieron en pie de guerra y alentaban a la violencia contra la Policía. Entonces las fuerzas del orden volvieron a intervenir.

El saldo de la noche violenta es de nueve personas heridas, daños a dos motocicletas policiales y en el parabrisas de una patrulla, además de ruptura de vidrios del edificio de la Alcaldía.

Síguenos en Facebook

Recomendado