Paz Zamora impulsa nueva fuerza alternativa a la reelección de Evo Morales

  • EFE -
El expresidente de Bolivia Jaime Paz Zamora (1989-1993) anunció hoy que trabaja en la formación de una nueva opción política sobre la base del rechazo a la reelección del presidente Evo Morales y de la que quiere ser solo un aglutinador.

"Me siento un gran aglutinador, puedo ser creíble a la hora de unificar alternativas, ese es mi rol", expresó en declaraciones a Efe, descartando la intención de ser candidato a la Presidencia.

La sigla bautizada como Unidad 21-F MIR tramita su personería jurídica ante el Órgano Electoral destacando el significado del referendo del 21 de febrero de 2016, que rechazó una nueva postulación del presidente Morales y del vicepresidente del país, Álvaro García Linera, en los comicios previstos para 2019.

El Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) es la antigua fuerza de Paz Zamora, que se presenta como un "sello histórico".

"A nuestro juicio lo menos importante del 21 de febrero es que no hay reelección del presidente Morales y del vicepresidente García. Lo más importante del 21 de febrero es que es la prueba de que en estos 35 años de democracia en Bolivia se ha generado una nueva cultura política, que es la cultura de la democracia", sostuvo.

El referendo mostró que el pueblo de Bolivia defiende "una democracia institucional, constitucional, con una autonomía de poderes, una democracia moderna y una democracia que lleve a Bolivia a nuevos destinos", insistió.

Morales sostiene que esa votación, que rechazó la modificación de la Carta Magna para permitirle una reelección más, fue el resultado de una guerra sucia y su partido definirá en 2018 la opción jurídica que le permita ser otra vez candidato en 2019.

Paz Zamora sostuvo que su planteamiento también tiene como base la militancia histórica de un movimiento que ha permanecido "sumergido" durante 11 años pero que se amplía hacia todos aquellos que creen en los contenidos del referéndum del 21-F.

"Llevamos 11 años de catacumbas en política, de un movimiento político sumergido, pero eso existe, está ahí, ésta es la base, pero eso no es suficiente, la convocatoria es más amplia", indicó.

El MIR como tal perdió su personería jurídica el 2006, el mismo año en que Morales asumió el poder y a partir de ese momento el expresidente estuvo fuera del escenario de la disputa política.

Paz Zamora negó la posibilidad de reaparecer como candidato en la nueva agrupación, dijo que eso "sería estúpido" recalcando que su objetivo es, primero, generar la unidad y, después, una alternativa que indique cuál puede ser el rumbo del país después de Morales.

"Yo estoy convencido que voy a generar una alternativa", recalcó.

Consideró que el "Proceso de Cambio" que impulsa Morales está agotado y que los bolivianos han visto en más de 10 años todo lo podía dar de sí al país.

Según el exmandatario, la reflexión política debe apuntar al desarrollo de la democracia institucional, de la independencia de poderes y la economía ecológica, entre otros aspectos, para el período del "postevismo".

"Creemos que Evo ya cumplió su rol en el país dentro del proceso democrático", sostuvo el expresidente, al sostener que la democracia necesitaba "cholificarse", es decir abrirse a la participación de otros sectores sociales indígenas como ha impulsado Morales.

El exmandatario hizo un diagnóstico de los 11 años en el poder de Morales y su partido, estableciendo que se ha generado un "proceso de división" del país y que ha desarrollado "un centralismo brutal".

"En el siglo XIX la república iba en el caballo del caudillo, ahora va en el avión del presidente, es un centralismo absoluto, las regiones (ahora) quieren ser ellas mismas", manifestó.

Paz Zamora remarcó que no se considera un opositor sino una alternativa, y en el último tiempo no ha suscrito varios pronunciamientos que firmaron dirigentes opositores para cuestionar algunas decisiones del presidente Morales.

Síguenos en Facebook

Recomendado