El Liverpool golea y agiganta la crisis del West Ham

  • EFE -
Londres - El Liverpool se deshizo este sábado sin excesivos aprietos de un endeble West Ham United por 1-4 y dejó todavía más 'tocado' al equipo de Slaven Bilic, quien podría tener las horas contadas en el este de Londres.

El triunfo de hace 10 días en la Copa de la Liga sobre el Tottenham Hotspur en Wembley (2-3) fue un mero espejismo en la paupérrima temporada de los 'Hammers', que volvieron a mostrar su peor versión en la Premier League y hoy fueron goleados por un Liverpool a medio gas.

Los londinenses llevan coqueteando con el descenso las 11 jornadas del presente curso, y sólo el peor hacer de sus rivales -Swansea, Everton y Crystal Palace- ha evitado que caigan al pozo.

El Everton, precisamente, cierra el domingo la undécima fecha de la liga inglesa en Goodison Park ante el Watford, y un triunfo 'Toffee' mandaría al West Ham al descenso.

Este sábado, el Liverpool dejó el choque encaminado en sólo tres minutos, del 21 al 24, cuando primero Mohamed Salah vio portería en un contragolpe maravilloso tras un terrible saque de esquina de Lanzini y después Matip, en el enésimo fallo defensivo 'Hammer', dobló la ventaja de los de Anfield.

Poco antes había avisado André Ayew, quizá el jugador más en forma de los de Bilic, que desaprovechó un mano a mano con Mignolet y su 'picadita' por encima del portero se marchó fuera.

Pareció mejorar el West Ham a la vuelta de vestuarios, ya con Andy Carroll -ingresó por el centrocampista Fernandes- sobre el terreno de juego. La valentía de Bilic tuvo su recompensa a los 10 minutos de la reanudación, cuando Lanzini le ganó la posición a Gomez, controló con el pecho un centro de Ayew al segundo palo y picó ante la salida de Mignolet para meter a los suyos en el partido.

Ahí terminó cualquier atisbo de reacción de los 'Hammers', ya que 57 segundos más tarde, en la jugada siguiente al tanto de Lanzini, Alex Oxlade-Chamberlain restauró en el electrónico la ventaja de los suyos tras otro error grosero de la zaga y una mala parada de Hart.

El cuarto y definitivo tanto de los de Jürgen Klopp llegó a falta de 15 minutos para el final y con el Estadio Olímpico semivacío: Mané, quien volvió hoy tras su lesión, recibió un regalo de la defensa local, cedió a Salah y éste batió por cuarta vez a Hart con un disparo seco y cruzado al palo largo.

Con esta contundente victoria, el Liverpool recupera la sexta plaza de la tabla e iguala, con 19 puntos, a Chelsea y Arsenal, cuarto y quinto clasificado, respectivamente. Los 'Blues' reciben el domingo en Stamford Bridge al Manchester United, mientras que los 'Gunners' visitan el Etihad Stadium para medirse con el Manchester City.

Por su parte, el West Ham se hunde en la parte baja de la clasificación y baja hasta la decimosexta posición, con nueve puntos, uno más que Swansea y Everton y cinco por encima de Crystal Palace, el farolillo rojo.

Síguenos en Facebook