Venezuela busca recomponer un ejército de jugadores inactivos

  • EFE -
Caracas - Venezuela, la selección colista de las eliminatorias sudamericanas del Mundial con solo 6 puntos de 42 posibles, busca recomponer sus filas para terminar con dignidad una campaña para el olvido aunque el entrenador Rafael Dudamel tendrá que afinar a unos jugadores inactivos o en plena pretemporada.

Colombia, primero, y después Argentina pintan en el panorama de la Vinotinto en la retomada de las eliminatorias, dentro de quince días.

Dudamel ha tenido problemas para ver a los referentes de su equipo jugar, porque han sido relegados en sus clubes y no están teniendo mucha acción.

El delantero más destacado de Venezuela, Salomón Rondón, cerró a la baja la temporada con el West Bromwich Albion, y en el comienzo del nuevo curso apenas vio acción durante 5 minutos.

La misma inactividad afecta al capitán venezolano, 'el General' Tomás Rincón, quien llegó al Juventus italiano entre bombos y platillos pero solo ha tenido minutos, y ahora acaba de ser cedido al Torino, donde espera tener una plaza en el once.

Otro habitual en las convocatorias del exportero Dudamel, el centrocampista del Millonarios colombiano Jacobo Kouffaty, pasó de un buen comienzo con elogios en el primer semestre, a alternar en el equipo titular y, ahora, pasar jornadas ausente del banquillo de la reserva.

A los futbolistas que destacan en la Liga doméstica y a las promesas ascendentes, sí que ha podido verlos el entrenador, aunque sin pretender cargarles la responsabilidad de buenos resultados.

El seleccionador venezolano tuvo que suspender a finales de julio pasado un módulo de entrenamientos con juveniles y jugadores locales debido a las protestas antigubernamentales.

Los desórdenes impidieron la conexión aérea de la mayoría de los convocados.

Quizás esta sea la razón para que el entrenador no haya divulgado la lista de convocados, que se espera con expectación popular pese a la decepcionante campaña en las eliminatorias, ya eliminados de cualquier posibilidad de luchar por una plaza en Rusia.

La prensa deportiva se aventura a apostar, nuevamente, por la renovación radical de la plantilla, y pide la convocatoria de los jugadores juveniles que en junio pasado alcanzaron el segundo lugar del Mundial sub'20 disputado en Corea del Sur.

Con todo, el cuerpo técnico venezolano ha dicho que respetará las etapas de estos jóvenes, algunos de ellos menores de 20 años.

La Vinotinto regresará a su base de operaciones, el Polideportivo Pueblo Nuevo de San Cristóbal, donde espera contar con el apoyo de los hinchas en su partido contra Colombia, el 31 de agosto.

Pero el coste de las entradas, el más caro superior al medio millón de bolívares, más de 3 veces y media el salario mínimo, hacen presagiar la poca presencia de locales.

Síguenos en Facebook