Pocos días después de convertirse en Primer Ministro de Gran Bretaña, Winston Churchill enfrentará uno de las más turbulentas y decisivas decisiones: explorar la negociación del tratado de paz con la Alemania nazi o mantenerse firme por sus ideales de libertad y liberación de una nación.

Tu Comentario