John tendrá que volver al ruedo tras haberse retirado. ¿El culpable? Un exsocio que quiere tomar el controlar de la hermandad internacional. Ante semejante situación, deberá viajar a Roma y acabar uno a uno con los asesinos más implacables del mundo... antes de que ellos acaben con él.

Tu Comentario